Domingo 23 de Noviembre de 2014
T 26°
H 57%
Mínima Máxima 26°
Lun 24 15°
Mar 25 14°
Mie 26 13°
Mundo Vuelo de Malasia Lunes 10 de Marzo de 2014 | 07:51

Las claves del avión desaparecido de Malasia Airlines

La aeronave aún no fue encontrada y se sospecha de un atentando. Un iraní compró los pasajes de los dos hombres con pasaportes robados.

ENVIAR NOTA


COMENTARIOS

   

Info News
Info News
Info News

El avión de Malaysia Airlines desaparecido el sábado pasado con 239 personas es un Boeing 777-200 que perdió contacto con las autoridades de tráfico aéreo de Malasia una hora después de haber despegado de la capital, Kuala Lumpur, con destino a China.

A tres días de su desaparición aún se desconoce el paradero de la nave y de todos sus ocupantes y las pistas sobre su caída sobre el mar se diluyen. ¿Cuáles son las claves de un nuevo accidente aéreo que mantiene en vilo al mundo?

El vuelo

El vuelo MH370 despegó de Kuala Lumpur a las 00.41 hora local (16.41 GMT del viernes) y tenía previsto aterrizar en Pekín unas seis horas más tarde.

Las autoridades de Aviación Civil malasias indicaron que su última posición en el radar antes de que se perdiese la señal fue a las 01.30 hora local del sábado (17.30 GMT del viernes).

El avión transporta 239 personas: 227 pasajeros, entre ellos dos menores, y 12 tripulantes todos ellos malayos.

La lista ofrecida por Malaysia Airlines contiene los nombres de 153 chinos, 38 malayos, 7 indonesios, 6 australianos, 5 indios, 4 franceses, 3 estadounidenses, 2 neozelandeses, 2 ucranianos, 2 canadienses, 1 ruso, 1 italiano, 1 holandés, 1 austríaco y 1 taiwanés. Los supuestos pasajeros italiano y austríaco abordaron con pasaportes robados.

El piloto del 777 es un malayo de 53 años de edad y con 18.365 horas de vuelo de experiencia, que ingresó en Malaysia Airlines en 1981, según datos de la propia compañía.


La investigación

Las autoridades de Malasia desmintieron hoy que se hayan encontrado restos del avión de Malaysia Airlines cuya desaparición el sábado califican de "misterio" mientras la investigación sigue sin descartar ninguna posibilidad.

El director general del departamento de Aviación Civil, Azharudin Abdul Rahman, indicó que no hay confirmación de que las presuntas partes del fuselaje avistadas por un hidroavión vietnamita la jornada de ayer pertenezcan al avión desaparecido.

"Lamentablemente, no hemos encontrado nada que parezca ser del avión", dijo Azharuddin en rueda de prensa retransmitida por el canal malasio TV1.

Cuatro aeronaves del Ejército de Vietnam se trasladaron hoy a unos 93 kilómetros al sur de la isla de Tho Chu para tratar de verificar lo que parecían desde el aire un fragmento de cola y una puerta interior de un avión.

"Estas informaciones no han sido verificadas hoy oficialmente por las autoridades de Vietnam", dijo el dirigente de Aviación Civil malasio, sin descartar ninguna posibilidad.

Más tarde, fue enviado un helicóptero para examinar un "objeto amarillo" avistado en el mar y al final se comprobó que no se trataba de un bote salvavidas del aparato, sino de la funda mohosa de un carrete de cables, según informó el medio vietnamita Thanh Nien.

Los análisis de laboratorio también han determinado que las muestras de carburante recogidas el fin de semana en el mar de dos grandes manchas tampoco pertenecen al vuelo desaparecido, sino a actividad naviera.

Un veterano piloto de aviones comerciales y militares, con 40 años de experiencia, declaró al diario "Malaisakini" que de haberse estallado el avión los radares deberían haber registrado la explosión.

"Es poco probable que el avión diera la vuelta hacia el estrecho de Malaca sin que los radares lo detectaran", apuntó el piloto, quien no descartó la posibilidad de que se desintegrara en el aire, como sucedió con un avión de la Pan AM que explotó cuando sobrevolaba la localidad escocesa de Lockerbie el 21 de diciembre de 1988 o la de un avión de TWA en el océano Atlántico el 17 de julio de 1996.

Una flota internacional de 40 barcos y 24 aviones rastrea las zonas del golfo de Tailandia donde se presume que podría haberse estrellado el Boeing 777-200 sino cambió de rumbo, según datos de las autoridades de Malasia.

Mientras, agencias de inteligencia de varios países participan en una investigación que se centra en aclarar el posible cambio de rumbo que la nave pudo realizar sin que el piloto lo comunicara ni enviara un mensaje de alerta y en la presencia de pasajeros con pasaportes falsos.

Un ciudadano iraní bajo el nombre de Kazem Ali fue quien compró los pasajes de los dos pasajeros del vuelo 370 que viajaban con pasaportes robados.


La hipótesis del atentado y los dos sospechosos

En la aeronave desaparecida viajaban dos personas con pasaportes robados en Tailandia en los años 2013 y 2012, pertenecientes al italiano Luigi Maraldi y el austríaco Christian Kozel, y ninguno de los dos se encontraba en Malasia el sábado pasado.

El ministro de Defensa malasio y titular interino de Transportes, Hishamudin Husein, señaló que las autoridades ya han estudiado a conciencia la lista de pasajeros y poseen las fotografías de las dos personas que embarcaron con pasaportes robados, uno de los cuales ya consiguió ser identificado, aunque aún no se difundió su nacionalidad.

"Por ahora puedo confirmar que no es un malayo, pero no puedo divulgar aún de qué país procede", se explicó en rueda de prensa. La identificación se realizó gracias a las grabaciones de las cámaras de seguridad del aeropuerto.

En tanto, el presidente de la aviación civil de Malasia, Azharuddin Abdul Rahman, dijo hoy que uno los dos hombres sospechados de haber subido a la aeronave con pasaportes robados "se parecía a Mario Balotelli", el jugador de fútbolitaliano de ascendencia ghanesa.

"No tenemos constancia de que ningún grupo armado chino haya reivindicado la responsabilidad de la desaparición del aparato", establecieron las autoridades malayas, sobre si el sujeto procedía de la mayoritariamente musulmana provincia china de Xinjiang, donde separatistas islámicos luchan por independizarse de China.

En tanto, la cadena de televisión estadounidense CNN, difundió la versión de que un ciudadano iraní bajo el nombre de Kazem Ali fue quien compró los pasajes de los dos pasajeros del vuelo 370 que viajaban con pasaportes robados.

Según fuentes de la policía tailandesa citadas por el canal, Ali explicó que reservó los pasajes para dos amigos que deseaban regresar a Europa. 

COMENTARIOS

   

Info News
Info News
Info News
Redes Sociales
Más notas de Mundo
 

Comentarios

InfoNews no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. InfoNews.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la Republica Argentina.
Más Leidas de Mundo