Recrudece la fuerte tormenta de invierno que azota a EEUU