Miércoles 16 de Abril de 2014
T 22°
H 53%

24.04.2011

Iglesia uruguaya apoya el proyecto de legalización de marihuana

El proyecto de legalización en el cultivo, plantación y tenencia de marihuana avanza en Uruguay y la Iglesia lo apoya con el objetivo de solucionar el real problema del narcotráfico.

Info News
Info News

Por:
INFOnews

El arzobispo de Montevideo y cabeza de la Conferencia Episcopal Uruguaya, Nicolás Cotugno, manifestó que "no se opondría" a un proyecto de ley que pretenda despenalizar el cultivo de marihuana en el país, si fuese "un medio para ayudar a vencer la drogadicción", informa hoy la uruguaya.

El religioso se expresó de esta manera frente a los medios a la salida de la Misa del Viernes Santo, donde fue consultado sobre la posición de la Iglesia ante algunas propuestas de ley que se debatirán en el Parlamento en las próximas semanas, como la despenalización del aborto, el matrimonio homosexual y la legalización del cultivo de la marihuana.

Cotugno señaló la férrea oposición de la Iglesia ante las dos primeras propuestas, y sí se mostró favorable a la plantación de marihuana siempre y cuando sea para evitar un mal mayor. "Yo no soy un experto ... pero si fuese realmente un medio para ayudar a vencer la drogadicción, bienvenido sea", afirmó el arzobispo.

Puntualizó que el consumo de marihuana debería ser controlado de algún modo, porque "no es cuestión de plantar, recoger, fumar y no pasa nada". En la actualidad, en el Parlamento uruguayo se debaten varias propuestas, provenientes de todos los sectores políticos, que tienen la intención de despenalizar el cultivo de la droga.

Una de las propuestas, apoyada por el oficialismo, pide despenalizar la tenencia de 25 gramos marihuana y habilitar el cultivo particular de hasta ocho plantas de marihuana. Otra propuesta, del conservador Partido Nacional, quiere legalizar el cultivo sin límites y aumenta las penas hasta 30 años de prisión para el tráfico de cualquier otra sustancia ilegal.

La propuesta elaborada por el MPP, el Partido Socialista y el Nuevo Espacio, que también cuenta con el apoyo del diputado colorado Fernando Amado y de Daniel Radío, del Partido Independiente, es considerada "un buen primer paso", por las agrupaciones pro-legalización de la marihuana, aunque no termina de satisfacerlos.

"Es un primer paso importante. Estamos de acuerdo con que hay una necesidad de solucionar un vacío legal. Pero también creemos que el tema no puede agotarse acá", dijo a un medio uruguayo  Martín Collazo, de Prolegal, una organización que trabaja para el cambio en la normativa sobre drogas en Uruguay. Collazo agregó que "toda aquella persona que no desea plantar en su casa tiene derecho a comprar en el mercado legal, como se compra hoy alcohol o tabaco". En ese sentido, dijo, "es necesario trabajar en procura de la legalización de la producción y la comercialización" de la marihuana.

A pesar de las diferencias mínimas en los proyectos de las organizaciones, ninguna pondrá objeciones ni se manifestará en contra porque "hay una cantidad de gente que hoy planta en sus casas, y corre el riesgo de ser penada por eso... lo que en definitiva queremos es poder solucionar ese tipo de situaciones", indicó Collazo.

En enero pasado dos personas fueron procesadas por cultivo de marihuana. Alicia Castilla, una mujer de 62 años conocida como la "señora cannabis", tenía 15 plantas. Un artesano de 39 años también fue a prisión; cultivaba cuatro plantas en su propio domicilio. 

El proyecto de ley apela a posibilidad de plantación, cultivo y cosecha domésticos de plantas de cannabis destinadas para consumo personal o compartido en el hogar. Se entiende que la plantación, el cultivo y la cosecha domésticos sería de hasta ocho plantas. Además, la marihuana resultante de este autocultivo no deberá estar prensada.

Se establece también que quien sin autorización legal, "produjere de cualquier manera las materias primas o las sustancias capaces de producir dependencia psíquica o física (...) será castigado con pena de veinte meses de prisión a diez años de penitenciaría".

El que sin autorización legal importe, exporte, introduzca en tránsito, distribuya, transporte, tenga en su poder, almacene, posea u "ofreciere en venta o negociare de cualquier modo" alguna de estas sustancias, será castigado con la misma pena.

Quedará exento de responsabilidad el que tenga una cantidad destinada a su consumo personal, la cual fue establecida con un tope de hasta 25 gramos de marihuana.

El proyecto también crea en el ámbito del Ministerio de Salud Pública, una Comisión que en 18 meses, a partir de la vigencia de la ley, deberá presentar un informe evaluando la aplicación de la misma, así como todos aquellos cambios que considere pertinentes en la normativa que rige esta temática.

De legalizarse el proyecto, Uruguay podría llevar la delantera en América del Sur y de esta manera tener una ley modelo para que el resto de paises tomen como base. De ser así en algún momento podremos llegar una realidad en que el consumo o tenencia de marihuana no corra con las mismas penas que delitos que afecten realmente a la sociedad.

Guadalupe Carril






INFOnews EN FACEBOOK



INFOnews EN TWITTER