Cabecera de lista de la colectora Alternativa Popular y hermano de Mariano Ferreyra, el joven asesinado en 2010 durante una protesta por los tercerizados del ferrocarril Roca, Pablo Ferreyra se convirtió en la sorpresa del último armado electoral. 

De cara a las elecciones del domingo, encabeza la lista colectora del Frente para la Victoria en un espacio que también incluye a referentes del Partido Comunista, del ibarrismo y algunas organizaciones barriales. "Si algo refleja Alternativa Popular es la pluralidad que hay dentro del kirchnerismo", afirmó, en diálogo con INFOnews. Así, se proponen como una boleta que acompañará a los candidatos Daniel Filmus y Juan Cabandié. 

Ex militante de ese espacio, su candidatura le costó un duro comunicado del Partido Obrero criticando su apoyo al kirchnerismo. Sin embargo, él se alejó de la polémica y cree que sólo se trató "de una estrategia electoral, pero desacertada". ¿Qué pensaría su hermano? "No lo sé; posiblemente lo mismo que sus compañeros", sostuvo.

- INFOnews: ¿Cuáles son las propuestas de Alternativa Popular?

- Pablo Ferreyra: Aunque son muchas y todas tienen una perspectiva muy local, hay tres propuestas clave en las que más vamos a centrar el eje y que están formuladas en base a haber resistido durante años la política del macrismo. Por una lado, el tema de la vivienda; en ese sentido vamos a presentar un plan integral y proponer una línea de créditos blandos apuntando a una franja que para nosotros es clave y que son los jóvenes, para que puedan acceder a su primera vivienda.

Por otro lado, también estamos llevando adelante una propuesta de plan integral de transporte. Vemos una Ciudad que no tiene una conexión, no tiene una planificación urbana. La idea es terminar las tres líneas de subtes votadas en la Legislatura y, si bien pensamos que el Metrobus no fue suficiente y que es parte de un gran maquillaje, pensamos en un metrobus que conecte toda el área metropolitana, que recorra toda la Ciudad, que tenga el mismo valor que el subte y que haya una conexión entre subte y metrobus en el lapso de dos horas.

Sobre Solanas y Donda: "Se mostraban como una variante progresista y hoy van con sectores de la banca financiera, de la derecha y con Carrió"

Como tercer eje, tomamos al trabajo y la cuestión de la promoción. Vemos que la Ciudad tienen un porcentaje muy alto de desempleados y la idea es promover diferentes políticas que tengan que ver con esa línea. Para los que tengan un trabajo precarizado, para que los sectores jóvenes accedan a un primer trabajo y no precarizado. En fin, un combate contra la tercerización y la flexibilización laboral.

- IN: ¿Cómo fue que se terminaron las negociaciones con Marea Popular? ¿Qué lo distanció de Claudio Lozano?

- P. F.: Básicamente fue por una cuestión de armado político. Nuestra lista no oculta su apoyo a los últimos 10 años kirchneristas, a sus políticas más profundas. Después, la lista de Marea Popular, tiene una visión distinta del Gobierno actual y está muy entrampada en una ruptura del FAP a nivel actual, pero no a nivel nacional. Claudio Lozano no ha roto la estrategia del FAP a visión presidencial y esa es la razón real que nos marca dos caminos diferentes. Una lista apoya las políticas más fuertes del Gobierno nacional, y la otra no es clara en cuanto a su postura, es un gran interrogante, y Lozano no ha dado muestras de haber roto con el espacio político de Hermes Binner.

- IN: ¿Qué políticas destacan y cuáles critican de los diez años de gestión del kirchnerismo?

- P.F.: Para destacar muchas, como el fin de las leyes de impunidad y con casi 400 genocidas juzgados o con procesos abiertos; la estatización de Aerolíneas e incluso la nacionalización de YPF; la Asignación Universal por Hijo, el Matrimonio igualitario. Apoyamos todas esas medidas que hicieron que la población obtenga más derechos y un cambio estructural en la Argentina enfocada a una política más igualitaria, que lograron un salto de calidad.

Pero más allá de que hay una incorporación al mercado laboral de 5 millones de puestos de trabajo, un gran contraste con respecto a 2001, todavía hay un alto porcentaje de trabajo negro y precarizado. Esa es una tarea fundamental a emprender por nosotros. La otra es que todavía no se haya logrado cambiar la matriz impositiva de distribución, la matriz tributaria, que algunos aspectos aún nos mantengan atados al pasado y generen mucha desigualdad. 

- IN: ¿Estas cuestiones que criticás son las que hicieron que no formes parte de una lista más orgánica, más kirchnerista, y decidas encabezar una colectora?

- P.F.: No, nunca existió la propuesta ni la intención de transformar a Alternativa Popular en una propuesta dentro del espacio del oficialismo. No lo trabajamos nunca, no lo pensamos así, y fue mejor. Hoy estamos en un lugar de mucha comodidad ideológica. Las organizaciones están muy cómodas con la postura que estamos tomando y además porque vemos un espacio en el que uno puede ganar un sector del electorado porteño, como esos votos que apuntan más hacia una centroizquierda pero que está desilusionado. Pino Solanas y Victoria Donda han dejado a un sector librado a la intemperie, un espacio vacante.

- IN: ¿Lo adjudicás a la alianza que hicieron con Elisa Carrió?

- P.F.: Un poco sí, pero tampoco terminaron de penetrar con sus ideas y generaron una desazón. Se mostraban como una variante progresista y hoy van con sectores de la banca financiera, de la derecha, con Carrió y sectores muy reaccionarios; terminaron diluidos. Para nosotros eso es un síntoma y nos permite tener autonomía. Gravitar entre un sector más peronista como el Frente para la Victoria y una alternativa para aquellos que pasaron de tener un discurso progresista a uno de derecha.

- IN: Desde el Partido Obrero emitieron un comunicado bastante duro por tu candidatura. ¿Cómo tomás esas críticas?

- P.F.:  Aunque el título aludía a eso, creo que en realidad era una crítica al kirchnerismo. Tiene que ver con una postura que tiene el Partido Obrero con respecto a la responsabilidad del Gobierno en el asesinato de Mariano. Responde a una estrategia electoral y no creo que tenga que ver con una cuestión personal hacia mí, pero lo han personalizado y llevado adelante con cuestionamientos morales. Después de ese comunicado se dieron cuenta de que no era la mejor manera para desarrollar una política independiente y autónoma como la que tiene el Partido Obrero. Si algo refleja Alternativa Popular es la pluralidad que hay dentro del kirchnerismo e incluso el desafío que tiene para sectores de centroizquierda que apoyan al Gobierno pero que también tienen una matriz crítica. Muchos espacios permiten eso. El Partido Obrero representa a otro votante, a otro sector, y no lo viví mal. No me pareció tan polémico, lo tomé como una estrategia electoral, pero desacertada.

- IN: Una vez en la Legislatura, ¿qué tan fácil va a ser mantener es autonomía que decís?

- P.F.: Va a ser muy difícil. Además, necesariamente, el triunfo de esta lista, mi llegada a la Legislatura y el día posterior a eso, todas las organizaciones políticas que están dentro de la lista van a tener que garantizar que se lleven adelante los programas que hoy planificamos. Eso va a suceder nada más si logramos trascender lo electoral y transformar a Alternativa Popular en una alternativa real. De cara a 2015, nuestro espacio tiene que articular entre el kirchnerismo y una cantidad de indecisos que se alejan de la oposición, pero que no necesariamente adhieren a todas las políticas del kirchnerismo. Si no trasciende, es una falencia electoral.