Según dispuso el juez Ariel Lijo, el maquinista Julio Benítez fue procesado por "descarrilamiento culposo", tras del choque que tuvo la formación que conducía en el andén 2 de la estación porteña el sábado 19.

Así, Lijo procesó al maquinista por su responsabilidad en el choque pero sin prisión preventiva y por el delito de descarrilamiento culposo.

Según el procesamiento firmado por Lijo, ese delito fue agravado debido a que Benítez sacó de la gaveta de la cabina del tren el disco rígido con las imágenes de lo sucedido aquella mañana.

El juez también cuestiona el funcionamiento del sistema ferroviario porque posibilita que la suerte de cientos de pasajeros que sometida solo al arbitrio de una persona, el motorman.

Según se desprende del fallo, en el choque hubo 105 heridos y Benítez fue responsable por lo que hizo al frente del tren.