La trágica explosión que en agosto pasado sacudió a Rosario y al país todo tiene hoy una consecuencia político administrativa: la posible estatización del servicio de gas en la ciudad santafesina.

El debate comenzará oficialmente el 18 de este mes, cuando se reunan por primera vez representantes del gobierno comunal, legisladores nacionales y provinciales, junto a organizaciones de defensa del consumidor.

"Existen muchos ejes de debate, como la posibilidad de una futura estatización del servicio, e iniciativas para mejorar la calidad del mismo. Queremos escuchar las distintas voces y coordinar políticas y acciones hacia el futuro", aseveró Miguel Zamarini, presidente del Concejo, según cita el diario local La Capital.

Por el hecho ocurrido en la calle Salta 2141 de Rosario fueron imputados bajo el cargo de "estrago doloso agravado" Mariela Calvillo y Carlos Repupilli, titulares de la Inmobiliaria Calvillo Propiedades, responsables de administrar el complejo de tres edificios, uno de los cuales, de 9 pisos, se derrumbó.

Igual imputación que pesa sobre el gasista, Carlos García, quién realizaba trabajos en el edificio siniestrado minutos antes de la explosión, ocurrida a las 9.40 del 6 de agosto último.