Las chicas trans tendrán su primer certamen de belleza. En el marco de la Semana del Orgullo TLGBIQ (Trans, Lesbianas, Gays, Bisexuales, Intersex, Queer) se realizará en La Plata el 1er certamen Miss Latinoamérica Trans en “El Teatro Bar” (43 e 7 y 8) a las 21 hs.

“Obviamente que no es el típico concurso de belleza 90-60-90 porque justamente lo que buscamos es romper con los estereotipos y poner en discusión lo que es nuestro cuerpo”, le dijo a INFOnews Claudia Vásquez Haro, presidenta de OTRANS, la asociación civil organizadora del concurso.

El lugar elegido para la celebración tampoco es casualidad. “El Teatro de La Plata es un lugar tradicional donde se hacen recitales y shows y en el que la gente no está acostumbrada a ver a estas chicas, que la mayoría trabaja en las calles, arriba de un escenario mostrándose”, contó Vasquez Haro.

El objetivo general de esta actividad es trabajar para luchar contra todo tipo de discriminación por orientación sexual e identidad de género y lograr caminos para una mayor inclusión social e igualdad de oportunidades.

Los jurados tendrán en cuenta como cada representante defiende, promociona y fortalece los derechos humanos de todas y todos. “Cuando las finalistas tomen la palabra y hablen con un micrófono hablarán sobre derechos humanos, sobre sus derechos como personas trans, eso es lo que estaremos premiando”, explicó una de las organizadoras.

Miss Latinoamérica Trans se inscribe en el marco de un proceso histórico clave donde el colectivo TLGBIQ en La Argentina ha conquistado dos leyes basadas en la igualdad de derechos y la construcción de ciudadanía como la Ley de Identidad de Género y la Ley de Matrimonio Igualitario.

"El primer gesto político que impone esta condición es de construir todo aquello que viene a asfixiar las diversas formas de manifestación humana", dicen desde OTRANS.

“Queremos dar cuenta de la integración e intercambio de experiencias entre las participantes de los países hermanos”, afirmó Vasquez Haro. Y agregó: “Es la excusa para dar cuenta del sentido más político de las diferentes realidades que atraviesa la comunidad trans latinoamericana, sin eludir el carácter celebratorio por las conquistas logradas”.

Por eso este concurso de belleza no es una competencia hacia un ideal de la imagen sino un acto político que pone cara a cara las propias contradicciones para ampliar la conciencia.