La Justicia federal realizará hoy pericias en el tren de la línea Sarmiento que chocó el 19 de octubre en la estación ferroviaria de Once para determinar el estado de la formación cuyo impacto provocó heridas a cien personas. Lo harán a partir de las 10 por orden del juez Ariel Lijo, quien lleva adelante la investigación del siniestro.

El magistrado dispuso la inspección ocular sobre el tren chocado que sigue en la estación de Once bajo custodia judicial, con personal de la División Sarmiento del ferrocarril. 

Los peritos intentarán determinar el funcionamiento del tren chapa 5, especialmente si funcionaba correctamente el sistema de frenos. Además, buscarán establecer las velocidades del recorrido de la formación, el estado de las vías y de los sistemas de señalamientos, entre otros aspectos.

El perito oficial que encabezará la evaluación será Raúl Díaz, designado por el juez, mientras Eduardo Lucio Frigerio actuará como parte de la querella que lleva adelante el abogado Gregorio Dalbón.

En la investigación, sigue procesado el maquinista Julio Benítez, quien también enviará un perito de parte. Su defensora, Valeria Corbacho, apeló días atrás su procesamiento por "descarrilamiento culposo" y espera que la Cámara Federal porteña decida si acepta su reclamo.

El maquinista está procesado por estrago doloso y sustracción de medios de prueba

El maquinista Benítez, quien debió ser sometido a una operación tras el accidente del 19 de octubre, fue procesados por los delitos de estrago doloso y sustracción de medios de prueba, en alusión al disco rígido de la cabina de conducción.

Según el expediente que instruye Lijo el día del accidente el tren que manejaba Benítez superó el límite máximo de velocidad en varios tramos del trayecto entre Moreno y Once. Sin embargo, el motorman dijo tener "recuerdos borrosos" del hecho y que durante el trayecto tuvo una "sensación de ahogo" que le hizo perder la memoria.