Antes de asumir sus bancas, Elisa Carrió y Martín Lousteau, ambos de UNEN, jugarán en bloques separados dentro de la Cámara. Según se conoció, la diputada irá con el bloque de la CC-ARI y Proyecto Sur, mientras que el economista irá con un monobloque radical.

De este modo, Lousteau armará un "bloque radical" UNEN, en pos de interactuar con los radicales y sus socios de partido, aunque no integrará ninguno de los dos espacios. 

La UCR, bajo la conducción de Mario Negri, tendrá un bloque de 40 legisladores.  El Frente Amplio Progresista de Hermes Binner mantendrá su interbloque al igual que el porteño UNEN que estará presidido por Elisa Carrió.

El origen de la separación de UNEN dentro del Congreso tiene un claro objetivo; el de posicionar a sus referentes políticos de cara a las elecciones presidenciales de 2015.