La presidenta electa por segunda vez de Chile comenzó con un desayuno en su casa con el mandatario Sebastián Piñera y siguió con encuentros con los titulares de las cámaras del Senado y Diputados y con las cúpulas de los partidos que respaldaron su candidatura.

A las 9 Piñera llegó hasta la casa de Bachelet, en la comuna de La Reina, en compañía de su esposa, Cecilia Morel, donde durante algo más de una hora conversaron sobre las tareas que quedan pendientes antes del cambio de gobierno, el 10 de marzo.

Una vez terminada la reunión, ni el mandatario chileno ni la Presidenta electa dieron declaraciones a los distintos medios de comunicación que esperaban en el lugar.

Minutos más tarde, Bachelet tomó rumbo hasta las oficinas de su comando, ubicadas en la calle Italia, en la comuna de Providencia, donde recibió el saludo protocolar del presidente del Senado y militante del Partido Demócrata Cristiano (DC), Jorge Pizarro.

Al salir, Pizarro explicó que, además de darle las felicitaciones correspondientes, "conversamos respecto de la necesidad de coordinar la agenda legislativa que tenemos en el Congreso y el Senado respecto de las prioridades que todavía tiene el actual gobierno”.

Después fue el turno del presidente de la Cámara de Diputados, Edmundo Eluchans, quien pertenece a la derechista Unión Demócrata Independiente (UDI), para recibir, al igual que con Pizarro, el saludo protocolar.

Sin perder tiempo, Bachelet continuó con una junta con los presidentes y representantes de los partidos de la Nueva Mayoría, la fuerza por la que se postuló, en el que fue su primer comité político.

Luego de esto vino el primer anuncio, sobre la conformación de su gabinete. "Quiero darme el tiempo necesario para elegir a los mejores, los y las que tengan la camiseta bien puesta, que estén plenamente compenetrados con el mandato del programa del gobierno. Y por lo tanto, lo que yo he definido es que en la segunda quincena de enero voy a dar a conocer lo que va a ser el futuro gabinete", aseveró hoy en su primera rueda de prensa.

Se reunió con Sebastián Piñera y dirigentes de todo el arco político.

Nueva Mayoría está compuesta por el Partido Socialista (PS), la Democracia Cristiana (DC), el Partido Por la Democracia (PPD), el Partido Radical Socialdemócrata (PRSD) el Partido Comunista de Chile (PCCh), la Izquierda Ciudadana (IC), el Movimiento Amplio Social (MAS) y sectores independientes de centroizquierda.

Tras la reunión, el presidente de la DC Ignacio Walker destacó que existe una mayoría presidencial y del Congreso “por lo tanto, hay un mandato para realizar un programa ambicioso, en especial en materia educacional, de reforma tributaria y de una nueva Constitución. Estamos muy contentos de esta realidad político y electoral y por supuesto le hemos entregado todo nuestro apoyo y puesto a disposición a nuestro partido para cumplir cabalmente con ese programa de gobierno”.

Por su parte, el presidente del PPD, Jaime Quintana, dijo que “hay un sentido de profunda responsabilidad con los cambios que vienen y como presidente del PPD le hemos reafirmado nuestro compromiso con su programa de gobierno, un programa que tenemos que cumplir y a eso nos vamos a abocar los partidos de la Nueva Mayoría".

El presidente del PS, Osvaldo Andrade, agregó que "hemos decidido tener mañana una reunión en Valparaíso, será la agenda legislativa del periodo de transición a la entrega del mando presidencial, para generar una conducta unívoca para ese periodo".

Guillermo Teillier, líder del PC, subrayó que "valoramos su voluntad de cumplir el programa que se ha planteado al país. Vamos a trabajar con mucha lealtad por el cumplimiento de su programa y el éxito de ese programa va a depender de cómo cuidamos la unidad".

Para cerrar su apretada agenda, está previsto un encuentro con miembros del Episcopado y, posteriormente, con representantes de las iglesias Evangélicas.

Se espera que en los próximos días, Bachelet se tome unos días de vacaciones dentro de Chile pero hasta ahora se desconoce el lugar.

Bachelet fue elegida como la nueva presidente de Chile ayer, tras ganar el balotaje con un contundente 62,16 por ciento de apoyo contra el 37,83 que alcanzó la líder por la Alianza derechista gobernante, Evelyn Matthei.