Nota de Tiempo Argentino

El aumento dispuesto ayer por el gobierno nacional para los colectivos de pasajeros que recorren la Capital y el área metropolitana, será aprovechado nuevamente por la administración del jefe de gobierno Mauricio Macri para impulsar el tercer reajuste en el costo del boleto que deberán pagar los 900 mil pasajeros diarios que usan las seis líneas de subte y premetro. El plan que evalúa la gestión PRO buscará llevar el precio del viaje de 3,50 pesos a 4,50, con un incremento aproximado del 28 por ciento.

En caso de concretarse, su fecha de implementación está prevista para marzo del año próximo y se transformará en el tercer incremento que realiza la comuna en los últimos dos años, desde que la Casa Rosada decidió devolverle todo el transporte subterráneo al Estado porteño a principios de 2012 y concluir con el control federal del servicio, iniciado a fines de 1993, en tiempos de la primera presidencia del gobierno de Carlos Menem. Por entonces, el mandatario de origen riojano decidió concesionarlo a manos de Metrovías, la empresa del Grupo Roggio, un holding que ya suma 18 años de operaciones privadas sobre un medio de transporte de propiedad estatal, subsidiadas con fondos públicos desde 2003.

Ante las consultas de este diario, fuentes del gobierno porteño no desmintieron los rumores de un nuevo incremento y tampoco negaron que los primeros meses del año son considerados por la comuna como los momentos más propicios para implementar una suba. Del mismo modo lo hicieron el año pasado, cuando la Casa Rosada aumentó el precio de los colectivos entre un 33 y 50% y la Ciudad llevó el boleto de 2,50 a 3,50. Eran los días del segundo incremento promovido por el gobierno PRO, luego de la suba implementada a comienzos de 2012, cuando el histórico valor de 1,10 por viaje (que duró ocho años), pasó a valer 2,50, tras la consolidación del primer tarifazo con una suba del 127 por ciento.

Según la Ley porteña 4472 (que reglamenta el traspaso del subte de la Nación a la Ciudad), el Estado porteño, a través de la empresa pública Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE), tiene la autoridad para reajustar el boleto, luego de someter la suba ante una audiencia pública. Fuentes comunales confiaron que para iniciar el tercer incremento es necesario un nuevo decreto del jefe de gobierno, que por ahora está en estudio y que debería ser firmado en los próximos días, para cumplir con los plazos legales que permitan arrancar con la suba en marzo.