Pese a la amistad que lo une a Nicolás Caputo desde los seis años, al ser consultado por CN23 acerca del accionista de Edesur, el jefe de Gobierno porteño miró hacia un costado.

Durante la conferencia de prensa que brindó junto a varios funcionarios de su Gabinete esta tarde, Mauricio Macri no respondió la pregunta del canal de noticias sobre  la responsabilidad de Caputo y, como es habitual, desligó responsabilidades:  "El único responsable es el Gobierno nacional", sentenció.

La pregunta de CN23 fue clara: cuánta responsabilidad empresaria existe en este conflicto energético que aqueja a miles de porteños, habida cuenta de su gran amistad con Nicolás Caputo, uno de los dueños de Edesur. Pese a que el líder del PRO afirmó que le "preocupa" el "abandono en el que están los ciudadanos", evitó responder o hacer referencia a la responsabilidad de las empresas distribuidoras de energía como Edesur, Edenor y sostuvo que la responsabilidad es del Gobierno nacional.

"Tenemos un gobierno que en vez de construir soluciones, siempre busca responsables. Esta crisis ha demostrado que tenemos un gobierno sin capacidad de respuesta", afirmó. "Hace 10 días dije que si uno no invierte, las consecuencias están a la vista", por eso enfatizó: "Necesitamos un proceso de inversión urgente".

De esta manera, Macri  no quiso hablar de Caputo, amigo, compañero y socio suyo: juntos crearon la empresa Mirgor, en 1983, una firma que producía aires acondicionados para autos pero que luego se expandió “a la fabricación de equipos de refrigeración domiciliaria, microondas y telefonía celular”, según el sitio web de la empresa de la que Macri se abrió en 1994.

Tal como señaló la Revista Veintitrés en un informe donde se trazan los vínculos entre el alcalde porteño y el polémico empresario, "Nicolás Caputo ha cultivado casi en partes iguales el perfil bajo como los activos vínculos con la obra pública de la Ciudad de Buenos Aires".

Caputo fue mencionado por el ministro Julio De Vido como uno de los empresarios argentinos que deberían "asumir su responsabilidad" como accionista de Edesur

Mencionado por el ministro Julio De Vido como uno de los empresarios argentinos que deberían "asumir su responsabilidad" como accionistas de la empresa Edesur, Caputo creció como empresario de la mano de Franco Macri, y con su hijo Mauricio tiene en común pasiones y negocios desde muy jóvenes, compartiendo el paso del ex presidente de Boca Juniors no sólo como consejero, sino también como contratista de algunas de las obras que el Gobierno de la Ciudad exhibe como logros de gestión. Revista Veintitrés publicó un informe donde se trazan los vínculos entre el alcalde porteño y el polémico empresario.