Todos los años, en el momento de la inscripción las familias se acercan a la escuela a conocerla, conversan con los maestro/as, conocen el proyecto de la escuela y luego inscriben a sus hijos, en este proceso no hay azar, hay decisión y convicción familiar.
Los maestros y profesores creemos que ese primer acercamiento a la escuela es muy relevante y no renunciamos a ello.
 
Nos oponemos a la Inscripción On Line porque discrimina a las familias que eligen la escuela pública. Las familias que eligen la educación privada, podrán seguir ejerciendo el legítimo derecho de seleccionar personalmente la institución educativa a la que asistirán sus hijos. En cambio, las familias que eligen la educación pública deberán conformarse con la institución educativa asignada por un “sistema informático”.
 
Todos llevamos en nuestra memoria personal y familiar la experiencia de la primera vez que entramos a una nueva escuela, las primeras percepciones, las consultas necesarias previas a la decisión familiar de elegir una escuela para nuestros hijos. Con la implementación del sistema on line las familias que eligen las escuelas públicas estarán impedidas de vivenciar esta inolvidable experiencia.
 
El sistema es discriminatorio porque, entre otras cosas, dificulta el acceso escolar de las familias que no manejan herramientas informáticas. Sabemos de padres que tuvieron que ir a locutorios para completar la inscripción de sus hijos pese a que viven a menos de cien metros del establecimiento escolar elegido. En algunos barrios los locutorios llegaron a cobrar cincuenta pesos por cada inscripción en el sistema on line con el agravante de que, cuando fueron a ratificar su lugar a la escuela designada, les dijeron que no figuraban inscriptos en el sistema.
 
"Nos oponemos a la apertura de aulas “containers” ya que implican estigmatizar y discriminar, nuevamente, a la escuela pública".
Por eso planteábamos desde el principio un sistema mixto de manera que quien eligiese inscribir a su hijo/a por el sistema on line pudiera hacerlo, pero quien eligiese el sistema presencial, también pudiera hacerlo.
 
Macri asumió denunciando que existían miles de docentes “ñoquis” que habían sido descubiertos por la Auditoria del Ministerio de Educación y que llevaría a la justicia a todos y cada de esos casos. Luego de 6 años, el único “ñoqui” que tiene comprobado la Justicia se llama Ciro Gerardo James y era un funcionario del gobierno macrista que además está procesado judicialmente por espionaje y que “trabajaba” justamente en la auditoría del Ministerio de Educación.
 
El macrismo siempre atacó a la Educación Pública: redujo su presupuesto, cerró cursos y grados, intentó censurar materiales pedagógicos, pretendió que enviemos a las comisarías las listas con los nombres de los estudiantes secundarios que realizaban acciones en reclamo de mejoras edilicias.
 
Intentó reemplazar a la carne de pollo y de vaca por soja en los comedores escolares, sacar las becas, precarizó las condiciones salariales y laborales docentes, intentó sacar materias como historia y geografía de los 4tos y 5tos años de los bachilleratos, disolvió las juntas de clasificación y disciplina e intentó disminuir las orientaciones y materias de las escuelas secundarias y técnicas.
 
Ante cada ataque del macrismo se fue fortaleciendo la unidad y solidaridad de la comunidad educativa en defensa del derecho social a la Educación. Por eso ahora directamente dificultan o impiden la entrada de los niños y jóvenes a la Educación Pública porque saben que dentro de la escuela pública los niños y jóvenes son defendidos por los docentes en particular y por la comunidad educativa en general de los ataques del Gobierno de la Ciudad.
 
Del mismo modo que durante los años ’90, en este período macrista se atacó a la educación pública pretendiendo mercantilizarla para consolidar una educación estatal precaria y de contención y una educación privada paga de excelencia y transformación. Sin duda, a los gobiernos de derecha no les conviene la propagación de la educación en los sectores más postergados.
 
Curiosamente, en estos días, tomó repercusión mediática el conflicto por el colegio Guido Spano. La UTE se solidarizó desde un primer momento con la lucha de la comunidad educativa de la Escuela Privada Guido Spano por sostener, no sólo las fuentes laborales, sino también la elección de las familias de ese establecimiento educativo.
 
También apoyamos las acciones realizadas por el Ministerio de Educación para garantizarles la continuidad de la elección educativa a las 300 familias del Guido Spano. Lo que llama la atención es que el Ministro Esteban Bullrich se niegue a garantizarle ese mismo derecho a elección a las familias que eligen la escuela pública.
 
También apoyamos que el Ministro haya recibido a la comunidad educativa del Colegio Guido Spano para escuchar sus reclamos, pero no entendemos por qué no recibió en todos estos meses a las miles de familias que optan por la escuela pública y que reclaman que se respete, como a las familias de la escuela Guido Spano, su derecho a poder elegir la institución educativa.
 
Finalmente, nos oponemos a la apertura de aulas “containers” ya que implican estigmatizar y discriminar, nuevamente, a la escuela pública. ¿Hay quien pueda pensar que se abra un aula “container” en una exclusiva escuela privada? Desde ya que no.
 
Con las aulas “Container” el Gobierno de la Ciudad intenta “naturalizar” que exista educación pública precaria en zonas vulneradas. Esa “naturalización” comenzaría a desandar el concepto de educación como derecho para fortalecer el concepto de educación como mercancía: quien pueda pagar recibe educación en un edificio digno, quien no pueda hacerlo recibiría educación en aulas precarizadas.
 
Reclamamos que ningún niñ@ se quede sin escuela pública y que el Gobierno de la Ciudad garantice las condiciones edilicias y laborales dignas para enseñar y aprender. Y en este marco convocamos a toda la ciudadanía a firmar el petitorio del la Multisectorial (www.multixvacantes.com.ar) y a concentrarnos el Martes 21 de Enero a las 11.30 hs en el Ministerio de Educación (Paseo Colón 255) para reclamar por el derecho social a la Educación para todos. 
 
*Secretario general de UTE-Ctera Capital