Por Sergio Loi para Newsweek Argentina

Rocío Lazarczuk es una chef oriunda del Chaco que hizo su propio camino a través de su blog Momentos gastronómicos. Los hermanos Agostinelli, creadores de la línea gourmet San Giorgio, descubrieron sus recetas y la invitaron a utilizar los productos que elaboran en la planta que Geson S.A. posee en San Martín, Provincia de Buenos Aires. El flechazo profesional entre los productores y la joven cocinera fue instantáneo. “Muchos creen que sólo los grandes chefs pueden preparar platos gourmet, pero la imaginación y el deseo por descubrir te llevan a lograr platos ricos e innovadores”, dice Rocío.

“Atrevete a ser gourmet” es el slogan de San Giorgio. La marca se hizo conocida como sello de calidad de los delicatessen que trae de todo el mundo: leche de coco o jugo de maracuyá de Brasil, foie gras y mostazas de Dijón de Francia, tinta de calamar de España, arroces para risotto y condimentos de Italia o especias de la India. “Los primeros consumidores de nuestros productos son los mismos que ya conocían lo que importábamos. Pero es obvio que la mayoría no son expertos sino personas a las que les gusta o se animan a cocinar”, afirma Javier Agostinelli, director de Geson.

El humo líquido es el producto líder de la firma. Y el año pasado presentaron el humo sólido, que permite fijar el ahumado en las comidas. “No sólo ahúma, también da a los platos una consistencia crocante”, cuenta Javier Agostinelli. "Cuando agregamos humo sólido a un salmón a la parrilla, arriba se forma un crostín riquísimo”. Rocío está de acuerdo. “Es un producto muy original: yo lo suelo usar para ahumar quesos, sobre todo los más suaves, como los bocconcinos, por la facilidad con que adquieren ese sabor exquisito”, explica.

Nubes de tomate es otra innovación. “Es un extracto de jugo de tomate solidificado por un proceso natural, soluble en agua y en aceite”, dice Agostinelli, cuyos técnicos aplican recursos propios de la gastronomía molecular, como la criomolienda. “Les llamamos nubes porque son una suerte de copos que se diseminan sobre el plato. Son muy solubles y, al desaparecer, se integran al sabor”. Se los puede aplicar en carnes blancas y pescados; o para potenciar el sabor de una salsa o vinagreta.

Geson ha inaugurado en Palermo Soho un Salón Gourmet que recibió el nombre de su marca de exportación: Punto CUC. También allí, en Borges 1732, funciona su propia tienda, donde se puede conseguir todos sus productos. Abren el salón a cocineros de todo el país. “Nuestro proyecto incluye promocionar la cultura gastronómica en todos los niveles”, dice Agostinelli. Y le creemos.

Seguinos en Facebook y Twitter