La insistencia del gobierno porteño en su voluntad de instalar cointainers en colegios para cubrir la demanda de establecimientos sigue generando repudio y críticas. El legislador porteño Dante Gullo, del Frente para la Victoria, cuestionó su implementación al considerar que eso muestra "una insensibilidad" por parte de la gestión PRO.

En tanto, el diputado del PRO y miembro de la Comisión de Educación de la Legislatura, José Luis Acevedo defendió su aplicación y sostuvo que mandaría a sus hijos a estudiar en establecimientos con construcciones modulares.

"Las aulas containers ponen al desnudo las limitaciones del gobierno macrista, su insensibilidad y la poca atención que ponen en un tema tan importante como es la educación pública", señaló Gullo

"Las aulas containers ponen al desnudo las limitaciones del gobierno macrista y su insensibilidad".

En el mismo sentido, el ex jefe comunal y actual legislador Aníbal Ibarra, opinó: "Se da la particularidad que están poniendo containers en un lugar donde debía haber una escuela terminada, lo que es doblemente grave".

Por su parte, Acevedo defendió las aulas modulares y sostuvo que "son perfectas, divinas, no tienen humedad, están ventiladas y con sistema de calefacción para invierno".

"Acá tenemos la cultura del ladrillo, pero en cualquier lugar del mundo, como en Estados Unidos, parte de la población vive en casas hechas con este material", por lo que "mandaría, sin ningún problema" a sus hijos a escuelas "que tengan aulas así. Es más, viviría en ese tipo de casas", afirmó el legislador del PRO.