Laura, la hermana de Osvaldo Soto, asesinado durante la toma en Villa Lugano, aseguró en declaraciones a la agencia nacional de noticias Télam, que el hombre que mató a su familiar era un distribuidor de drogas.

Además aseveró que “mi hermano no estuvo en el asentamiento como se dice”, sino que “fue a ver si me pasaba algo porque yo vivo en la villa, o a ver a sus hermanos que están a la vuelta del asentamiento”.

"Fue a ver si estábamos bien y de repente vino un transa paraguayo y le pegó tres tiros y lo dejó muerto en el piso”, señaló la hermana del hombre fallecido.

Asimismo fijo que Osvaldo Soto "no estuvo en el asentamiento porque tiene su casa y se estaba preparando para ir a trabajar".

Además, sostuvo que hicieron la denuncia a la policía y que “lo conocemos al transa porque en la esquina de casa vende droga”, aunque dijo que “no sabemos donde vive porque hoy vive en un lado y mañana en otro”.