El empleado del Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad, Marcelo Chancalay, quien fuera presidente de la Villa 20 hasta el año 2011, es apuntado desde diversos sectores como el puntero macrista de la toma en Villa Lugano desde las sombras, a partir de lo que sería un pacto implícito con el propio macrismo.

En el historial de Chancalay, se pueden encontrar distintas vinculaciones y relaciones con el Gobierno de la Ciudad.

Fue socio de Víctor Sahonero, presidente de la Cooperativa de vivienda, crédito y consumo "25 de Marzo", que arregló cientos de contratos con la gestión macrista, como la construcción de viviendas (alrededor de 7 manzanas de la villa), así como otras de obra pública en general.

La vinculación con el macrismo, también se da por medio del hijo de Sahonero, Maxi Sahonero, quien ostenta el cargo de jefe de la Juventud Pro, desde hace ya algunos meses.

Terminada su sociedad con Sahonero, el puntero Chancalay, armó su propia cooperativa, llamada Cardenal Samore, poniendo a su tío en el cargo de presidente. Desde allí, Chancalay firmó con el GCBA distintos convenios para el mantenimiento de la luz en Villa 20 y en el NHT de Ciudad Oculta.

Los convenios, según informaron distintos dirigentes de la Villa 20, eran firmados con la UGIS (Unidad de Gestión e Intervención social) lugar donde -afirmaron- tanto él, como Sahonero y otros "cooperativistas" que trabajan con la obra pública de la Ciudad, frecuentan y manejan a discreción.

En el historial de Chancalay, se pueden encontrar distintas vinculaciones con el Gobierno de la Ciudad

Hasta el 2011,  hizo que la Coordinadora de villas, arreglara todos los convenios con su  cooperativa, dejando afuera de los trabajos aquellos presidentes de villas que no estuviesen alineados con él.

Todo este entramado de corrupción y clientelismo, le permitió a Chancalay, durante 10 años, hacer una gran caja, generar y mantener "un grupo de matones" que ejercían la presión que él no podía conseguir por el diálogo y la vía democrática.

Vecinos de la villa, informaron también que el puntero ha manejado históricamente una gran cantidad de planes sociales, de los cuales es vox populi que se queda con gran cantidad de plata, o bien los utiliza para obligar a la gente a moverse según sus intereses, a partir de amenazarlos con  cortarles el cobro.

Las versiones de que Chancalay estaría operando la toma de Villa Lugano se multiplicaron en el día de ayer, ya que, tras la vuelta de la reunión de un grupo de "delegados" con el fiscal, el juez y representantes del gobierno de la Ciudad, el manejo de Chancalay quedo expuesto. El puntero reunió a la gente dentro del predio e instó fuertemente a que no abandonen el predio.

Vecinos del lugar, señalaron que lo que hay de fondo no es ni más ni menos que un negociado entre el propio Chancalay y el GCBA en lo que sería la construcción de viviendas sociales en dicho predio.