Serry se encuentra ya en camino a la región, tras abortar el pasado viernes una visita a la zona por cuestiones logísticas, y será el primer funcionario de Naciones Unidas presente en Crimea desde el estallido de la actual crisis. El diplomático holandés viajó por encargo del subsecretario general de la ONU, Jan Eliasson, que se encuentra en Kiev.

Eliasson mantuvo encuentros con varios altos cargos ucranianos, en los que ha subrayado "la necesidad de calma y de unidad internacional para mantener la paz", explicó hoy el portavoz de Ban, Martin Nesirky.

Además, reiteró el llamamiento del secretario general para que se respete y se preserve la integridad territorial de Ucrania.

Ban pidió ayer en Ginebra a todas las partes que no lleven a cabo "ningún acto que eleve aún más la tensión en la zona y que secomprometan a un diálogo constructivo". Mientras tanto, el Consejo de Seguridad de la ONU ha celebrado ya tres sesiones extraordinarias sobre Ucrania, en las que se ha hecho evidente la profunda división entre Rusia y Occidente, que ha criticado con dureza la intervención de Moscú en Crimea.