La diputada Camila Vallejo asumió este martes su banca en el Parlamento chileno por el Partido Comunista. "Hay que hacerse cargo de los cambios que exige Chile", dijo la dirigente juvenil, con su hija Adela en brazos.

Con su brazo izquierdo en alto, Vallejo dio su apoyo a la presidenta Michelle Bachelet, que también asumió hoy, y dijo que tendrá "un pie en el gobierno y otro en la calle".

Junto a la joven de 26 años también ocuparon sus escaños en el Congreso chileno los líderes estudiantiles Giorgio Jackson y Gabriel Boric, además del dirigente social Iván Fuentes. Todos ellos, referentes de las marchas de estudiantes que se llevaron a cabo desde 2011 para reclamar mayor igualdad, educación gratuita y reformas políticas, incluido el cambio de la Constitución heredada de la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990).