El Observatorio Volcanológico de los Andes determinó que existe un proceso eruptivo en el volcán Copahue, en Neuquén, por lo que recomendaron a la población la restricción de una zona de 3 kilómetros alrededor del cráter activo.

La directora provincial de Defensa Civil de Neuquén, Vanina Merlo, informó que se dispuso "alerta amarillo" en la zona del volcán Copahue, por haberse detectado "actividad volcánica de importancia", mientras que Chile lo ascendió a naranja.

Merlo dijo que "hay señales sísmicas que antes no se detectaban" y precisó que los equipos utilizados actualmente son más sensibles y pudieron registrar "actividad volcánica de importancia".

La funcionaria agregó que el jueves se reunió con Gendarmería Nacional para revisar el esquema de prevención y en ese sentido agregó que "se trabajó mucho en el plan de contingencia".

 

Desde OVNAS informaron que "el sistema volcánico continúa en un proceso de excitación" y que esto posibilita "el desarrollo en un futuro cercano, no claramente determinable, de un proceso eruptivo"

En tanto, desde el Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (OVNAS), informaron que "el sistema volcánico continúa en un proceso de excitación" y agregaron que esto posibilita "el desarrollo en un futuro cercano, no claramente determinable, de un proceso eruptivo".

Cerca de 600 habitantes de Caviahue, situado en el noroeste de Neuquén, debieron abandonar sus casas a mediados de 2013 cuando se decretó la alerta roja para la región y se determinó la inmediata evacuación por la fuerte actividad sísmica que presentaba entonces el volcán y de la posibilidad de una inminente erupción.

Sin embargo, en la localidad se mantuvo una guardia mínima para custodiar las pertenencias de los pobladores. Días más tarde, las autoridades neuquinas recordaron que "por precaución" se mantenía el alerta roja en la localidad, pero se aclaró que el ritmo de sismicidad analizado por expertos "iba decreciendo".