En diálogo con Radio América, el economista Aldo Ferrer se refirió a la realidad económica del país, y destacó que si bien “hay problemas de inflación y falta de divisas, esto no es el anticipo de un descalabro”.

“Argentina está desendeudada y se puso de pie”, dijo el ex embajador de Francia, y afirmó que “el escenario es histórico porque estamos mejor que en otros tiempos” al explicar que "los años 83 y 2001 terminaron en un desorden espectacular y esto no es previsible ahora”.

Sobre el mercado cambiario, Ferrer consideró que "hay una cuestión estructural de la economía argentina y es que como no formó una economía industrial avanzada, cada vez que la industria crece demanda mucha materia prima y entonces genera un déficit fenomenal".

“Hay elementos que no apuntan a una expansión pero tampoco habrá una contracción”

“Hay desequilibrios en la macroeconomía que aumentaron la especulación, la fuga de capitales y la inflación", agregó el especialista, y sostuvo que “tenemos un problema estructural que no se resuelve a corto plazo”.

Por último, Ferrer analizó las medidas del Gobierno Nacional en materia cambiaria y fiscal: "Se han tomado decisiones que son el ajuste cambiario, el sinceramiento de los precios y algunos anuncios de equilibrio fiscal que pueden contribuir a aliviar la situación. De hecho ha habido una cierta mejora en el comportamiento del mercado".