Manifestantes ucranianos prorrusos asaltaron este domingo las sedes de varias instituciones gubernamentales en el este del país, en protesta contra la gestión de las nuevas autoridades que derrocaron en febrero pasado al presidente Víktor Yanukóvich, actualmente refugiado en Moscú.

Los activistas tomaron el control de la sede de la administración regional en Jarkiv, una gran ciudad del noreste de Ucrania, e izaron la bandera rusa. Lo hicieron cuando las fuerzas de seguridad que protegían al edificio de unos 2000 manifestantes se retiraron, indicó un tesigo.

Antes, en Donetsk, otra gran ciudad del este de Ucrania, decenas de manifestantes habían ocupado también el edificio de la administración regional tras un breve forcejeo con las fuerzas de seguridad. Izaron banderas rusas sobre el edificio y colocaron carteles del movimiento separatista "República de Donetsk".

Los manifestantes exigieron por megáfono convocar una sesión extraordinaria de la administración local a fin de celebrar un referéndum para la adhesión de la región de Donetsk a Rusia, así como hizo con la península autónoma de Crimea.

De lo contrario amenazaron con disolver a la administración y elegir a nuevos diputados que representen a todos los sectores políticos de la región.

Las tomas de edificios se registraron en distintas ciudades y en forma simultánea.

Paralelamente, en la ciudad de Lugansk (al este de Ucrania), un grupo de activistas prorrusos tomaron la sede del Servicio de Seguridad de Ucrania.

Los activistas, muchos de ellos enmascarados, exigieron la liberación de seis compañeros, entre ellos, el activista Alexander Jaritónov, detenido por participar en las protestas contra las nuevas autoridades.

El este de Ucrania, región fronteriza con Rusia, registra desde la caída del presidente prorruso Viktor Yanukovich el 22 de febrero pasado, manifestaciones a favor de una "federalización" del país, propuesta formulada por el gobierno ruso, o una unión con el poderoso vecino.

En marzo, al formalizar la unión de Crimea con Rusia, el presidente ruso Vladimir Putin se comprometió a defender "por todos los medios" las poblaciones rusohablantes de las repúblicas que pertenecieron a la Unión Soviética.

Varios mítines prorrusos se celebran hoy en el este de Ucrania y cuyos participantes exigen la destitución de las nuevas autoridades ucranianas, que llegaron al poder tras derrocar a Yanukóvich, refugiado ahora en Rusia.