La medida de fuerza organizada por Hugo Moyano y Luis Barrionuevo afecta al transporte, hospitales, y áreas gubernamentales. Además hay cortes en varios puntos de la ciudad y la provincia.

Subtes: El paro es total. Metrodelegados denunciaron a "patotas de la UTA" como los responsables de impedir el funcionamiento del servicio.

Trenes y colectivos del área metropolitana: el paro será total. Tanto La Fraternidad como la Unión Tranviarios Automotor adhirieron a la medida. En tanto, la Unión Ferroviaria no se sumó, salvo la seccional Haedo.

Transporte aéreo: adhesión casi total. Tanto el gremio de técnicos aeronáuticos (APTA), despachantes y controladores de LAN Argentina, Austral, Aerolíneas, Sol y Andes como así los tripulantes de Andes, Sol y LAN pararon. 

Hospitales públicos: el paro será parcial. Los centros alineados con ATE no funcionan, aunque se mantienen guardias mínimas para emergencias.

Carga de Combustible: paro parcial. El Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicio adhirió.

Recolección de residuos: pararán. No hay actividad en la Capital Federal.

Bancos: no pararán, pero no habrá recarga de cajeros automáticos. Los bancos funcionaron en su horario habitual ya que el gremio no se plegó al paro. Pero hubo incovenientes.

Los trámites y actividades estatales funcionarán con normalidad. La Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN) avisó que no para. 

Por su parte, los judiciales paran. El gremio que conduce Julio Piumato se adhirió a la medida. 

Municipalidades y Ciudad de Buenos Aires paran. Los estatales que responden a ATE  y otras 700 comunas del país pararon.