El Banco Mundial destacó hoy dos iniciativas del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación que "estimulan el espíritu empresarial y buscan brindar soluciones a las demandas tecnológicas de las empresas".

Se trata del programa de Formación de Gerentes y Vinculadores Tecnológicos (GTEC) y del Fondo Fiduciario para la Promoción de la Industria del Software (FONSOFT). 

En referencia al GTEC, el organismo explica que es un programa que intenta hacer frente a la falta de profesionales en el campo de la innovación. La iniciativa es un posgrado, que ya fue cursado por más de mil estudiantes en las 23 universidades nacionales, y apunta al objetivo de “potenciar las capacidades de innovación y de desarrollo tecnológico tanto en las empresas como en las instituciones científico tecnológicas, cámaras empresarias y de desarrollo local”. El especialista en sector privado e innovación del Banco Mundial, Cristian Quijada Torres, declaró que “estos fondos ayudan a que los investigadores lleven adelante un proyecto y el sector de negocios brinda una mirada de cómo introducir eso al mercado”.

Por otro lado el FONSFOT es calificado por el BM como un “estímulo para producir software” mediante créditos y subsidios. El artículo señala que a través de este fondo, entre 2012 y 2013 se financiaron más de 200 becas a estudiantes de universidades nacionales de todo el país con el objetivo de reducir la deserción en las últimas fases de la formación académica. La publicación suma que el “Fonsoft sirve además para que los estudiantes apliquen los conocimientos al ámbito práctico y aprendan a formular proyectos para la generación de un producto, sistema, servicio o solución de tecnología de la información”.

El FONSFOT es calificado por el Banco Mundial como un “estímulo para producir software” mediante créditos y subsidios.

A fin de resaltar el impacto positivo del programa, releva la opinión de un beneficiado del programa, Bruno Vecchietti, recién recibido de Licenciado en Informática en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, en la provincia de Chubut. El Licenciado declaró que “la beca sirvió como estímulo para finalizar mis estudios de licenciatura lo antes posible y también para cubrir ahora el costo de la Maestría en Redes y Seguridad Informática de la Universidad Nacional de La Plata”.