El procurador general adjunto de Estados Unidos, Edwin Kneedler, defendió hoy por primera vez en forma oral la posición argentina frente a los fondos buitre ante la Corte Suprema de Justicia del país del norte.

Kneedler secundó al abogado de la Argentina, Jonathen Blackman, afirmando que exigir información sobre los activos que el país tiene en el exterior viola el acta de inmunidades extranjeras.

El procurador general, que actuó como amicus curiae, recibió muchas preguntas de los jueces al igual que Blackman y el abogado de los fondos buitre Ted Olson lo cual vuelve difícil determinar para cual de las partes se están inclinando.

En la audiencia estuvieron presentes el secretario de Finanzas, Pablo López, y el secretario Legal y Administrativo, Federico Thea, que llegaron a la ciudad de Washington desde Buenos Aires para encabezar la comitiva argentina.

En la audiencia estuvieron el secretario de Finanzas y el secretario Legal y Administrativo

El litigio con el 7% de los acreedores que no aceptaron los canjes de 2005 y 2010 y mantienen disputas en los tribunales estadounidenses consta de varias demandas que corren en forma independiente, y a medida que se cumplen los plazos legales terminan en la Corte Suprema de los Estados Unidos.