El sacerdote de la Iglesia de San Lorenzo, José Ceschi, opinó hoy que el papa Francisco no pudo haber autorizado a recibir la comunión a una mujer divorciada de Santa Fe, como ella y su esposo dijeron tras recibir una llamada telefónica del pontífice argentino.

"Si cualquier sacerdote decide dar absolución en estos casos, es como dar un cheque y vas al banco y te dicen que no tiene plata en la cuenta. El Papa nunca va a hacer eso", sostuvo.

Además, sostuvo: "Creo en el llamado de Francisco, porque él sorprende así a la gente, pero lo otro, no, son todos inventos, o se ha interpretado mal, es absurdo, está muy en contra de lo establecido".

El sacerdote expresó su alegría por el hecho de que "el Papa haya llamado a alguien de San Lorenzo. El Papa sorprende con estos llamados y la gente no lo puede creer, me alegra".

Es imposible que el papa Francisco le haya dado permiso, es imposible que haya hecho eso

Ayer, Julio Sabetta dijo a través de las redes sociales y en declaraciones periodísticas que su esposa recibió un llamado del Papa, autorizándola a recibir la comunión. El hombre explicó que la llamada se originó en una carta que su esposa le envió en septiembre.

Sabetta dijo que "la mamá de un amigo la incentivó para escribirle porque mi mujer se divorció antes de casarse conmigo por civil y no podía comulgar. Quería saber cómo hacer, porque sentía que le faltaba a la Iglesia si tomaba la comunión".