La Cámara del Crimen revocó ayer el sobreseimiento del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y varios de sus funcionarios por la brutal represión en el Hospital Borda, ocurrida hace casi un año.

Los jueces de la Sala IV de la Cámara Criminal y Correccional de la Ciudad consideraron "prematuro" el fallo que había firmado en diciembre pasado el juez de instrucción Jorge Adolfo López, que había sobreseído a Macri, la vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal, el jefe Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, el ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chaín, y la ministra de Salud, Graciela Reybaud.

Tanto la querella de ATE como el fiscal general Ricardo Sáenz apelaron la resolución y ahora los camaristas Carlos González y Alberto Seijas consideraron procedente seguir investigando por el hecho no sólo a esos funcionarios sino a los jefes de la Policia Metropolitana involucrados.

El desalojo ocurrió el 26 de abril de 2013, cuando operarios contratados por el Ministerio de Desarrollo Urbano porteño ingresaron para vallar y demoler un antiguo taller, custodiados por efectivos de la Metropolitana, que comenzaron a reprimir a los allí presentes, entre ellos militantes de ATE que se oponían a la demolición. "Como resultado del accionar policial, también habían resultado heridos pacientes, médicos y enfermeros del nosocomio, así como periodistas, legisladores y agentes gremiales que se hicieron allí presentes", indica del fallo de la Cámara.

En el texto los jueces señalan que los manifestantes agredieron primero a la policía, en particular del agente Correa, aclara: "Aún cuando se haya acreditado que efectivamente el agente Correa fue alcanzado por un proyectil que lo dejó inconsciente, dicha circunstancia no enerva la responsabilidad del imputado en tanto su actuación desmedida no se circunscribe a un momento en particular sino que acaeció en distintos tramos de la intervención policial".

Los magistrados destacan, en ese sentido, "la excesiva respuesta" de la Metropolitana, que "ha quedado en evidencia tomando en cuenta que resultaron lesionados indistintamente legisladores de la Ciudad de Buenos Aires, personal médico y pacientes del nosocomio, gremialistas y periodistas, que los disparos fueran efectuados a muy corta distancia y que las heridas de bala de goma que presentaban los damnificados se ubicaron en gran medida por encima de su cintura y en la parte posterior de su cuerpo".

En el caso de Chaín, el fallo indica que "envió una comunicación oficial al Ministro de Justicia y Seguridad Guillermo Montenegro (con copia al Procurador General Conte Grand y al referido Leffler) para que dispusiera “lo que resulte necesario al efecto que la Policía Metropolitana arbitre las acciones que correspondan a los fines de que pueda ejecutarse la realización de la Obra ‘Construcción de los Edificios del Nuevo Distrito Gubernamental’, de la que resulta contratista ‘Teximco SA – EMA SA – Dal Construcciones SA (UTE)’, en el predio destinado a ella” y que a tales efectos “se autoriza el ingreso y permanencia de la Policía Metropolitana en cualquier dependencia afectada a la Obra para la protección de la integridad de los bienes del personal dependiente del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y/o de la contratista y de la seguridad del personal dependiente del Gobierno de la Ciudad y/o de la contratista”".