Nota de Tiempo Argentino

El respaldo que amasó Sergio Massa tras el triunfo electoral que logró en los comicios legislativas del año pasado, y que lo mantuvo durante varios meses al tope de las encuestas que miden intención de voto a presidente, parece haber comenzado a debilitarse. Esto indica, al menos, el último sondeo realizado por la consultora Aresco, de Julio Aurelio. En contraste con mediciones anteriores de la misma encuestadora, el estudio que se conoció ayer muestra, por primera vez en los últimos meses, al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, por encima del líder del Frente Renovador en las preferencias del electorado. La diferencia no es muy amplia pero marca una tendencia. Scioli apareció como el candidato preferido del 20,9% de los consultados. Massa, que registró una fuerte baja en abril, quedó relegado con el 19,8 por ciento.

El sondeo, que abarcó todo el territorio nacional con una muestra estadística de 4002 casos, ubicó en el tercer lugar al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, que midió 14,3% en las preferencias para llegar a la Presidencia. Atrás, rezagados, vienen en seguidilla los potenciales precandidatos de la Alianza UNEN. El mejor posicionado, siempre de acuerdo con Aresco, es el ex vicepresidente Julio Cobos, que alcanzó el 9,7% de las preferencias; seguido por el socialista Hermes Binner, con el 6,8%; y por la diputada cívica Elisa Carrió, que se alza con un magro 6,7 por ciento.

Aurelio destacó en su informe que se mantiene en valores similares de intención de voto en el último año. Y que las oscilaciones en el posicionamiento de los opositores no afectan al Frente para la Victoria.

En ese sentido, casi tres de cada diez electores dicen que votarán en las internas abiertas del oficialismo nacional. El 22%, en la de la Alianza UNEN, que creció más de ocho puntos porcentuales tras su presentación en sociedad.

A nivel de candidatos, casi todo lo que capitalizó Macri en preferencias en el último mes (4%) lo perdió Massa (5%).