El titular de la CTA opositora, Pablo Micheli, tomó prudente distancia de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo y anunció que no se sumará a la movilización que ambos dirigentes anunciaron para el próximo 14 de mayo.

"Hemos decidido nosotros, desde la CTA, no participar", afirmó Micheli durante una entrevista radial y destacó que "no es la continuidad del plan de lucha" que había imaginado tras el paro del 10 de abril. 

Antes que Micheli habían hecho lo propio desde el Frente de Izquierda, que fueron más allá y promueven un paro de 36 horas.

"Nosotros entendíamos que era lógico que tuviéramos otro paro de 24 horas con movilización a la Plaza de Mayo y no una movilización que la discutieron ellos, la resolvieron ellos y evidentemente tienen ganas de hacerla ellos, la CGT sola", se quejó el jefe de la CTA.

"Ni yo personalmente, ni el contenido ideológico de la CTA tiene que ver con el de la CGT", dijo Micheli.

Además, adelantó que su sector sindical va a tener su propia marcha, el 8 de mayo "desde la Casa de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires hacia el Congreso de la Nación, rechazando el proyecto en contra de las manifestaciones que está apoyado por el PRO y el gobierno nacional".

Micheli también consideró que "está claro" que él no piensa igual que Moyano. "Ni yo personalmente, ni el contenido ideológico de la CTA tiene que ver con el de la CGT", remarcó.