Según el nuevo informe, Estadísticas Sanitarias Mundiales 2014[2], de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que recopiló datos mundiales correspondientes al período comprendido entre 1990 y 2012, la esperanza de vida en Argentina aumentó un promedio de tres años.

Dos décadas atrás, los argentinos llegaban a una edad de 73 años mientras ahora viven 76, según el nuevo documento. En relación a los sexos, los hombres pasaron de alcanzar los 69 años a los 73, mientras que el incremento en las mujeres fue de 72 a 77 años.

Un dato más que sorprendente es la evolución en el nivel de mortalidad de niños menores a 5 años, pasando de 14 mil muertos en el año 2000, a los 10.000 en el año 2012, logrando una reducción del 28.5% en 12 años. Asimismo en destacable la reducción de los casos de tuberculosis que pasó de un índice de 40 por cada 100.000 habitantes en el año 2000 a solo 25 para el año 2012.

A la hora de analizar cómo se compone el gasto en salud, el informe de la OMS destaca un dato revelador. Mientras que el gasto público representaba hacia el año 2000 el 53.9% del gasto total dedicado a la salud, para el año 2012 representaba el 66.5%, mientras que el gasto privado se retrajo del 46.1% al 33.5% en el mismo período. Asimismo el informe señala que el gasto en salud creció dentro del presupuesto público al pasar de representar el 14.7% del gasto total en el año 2000 al 21.7% para el 2011.