La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, defendió los preparativos del Mundial de fútbol y dijo estar segura de que su país hará "el Mundial de los Mundiales".

Con esto, la mandataria refutó al ex delantero de la selección brasileña Ronaldo, que dijo "perdimos mucho tiempo. Los gobiernos deberían haber hecho las cosas mucho antes".

Pese a ser miembro del comité que organiza el evento, el ex jugador expresó que los estadios estarán listos para la cita, pero lamentó que las obras de infraestructura, movilidad urbana y aeropuertos, que son las que dejarán un mayor legado para la población, "se hayan atrasado tanto".

"Es una pena. Yo me siento avergonzado, porque es mi país, el país que yo amo, y no deberíamos estar dando esta imagen hacia afuera", dijo el mayor artillero de la historia de los Mundiales.

Dilma en tanto le respondió, aunque sin mencionarlo directamente: "tengo orgullo de nuestras realizaciones, no tenemos de qué avergonzarnos”.

"Tengo certeza de nuestra capacidad, de lo que hicimos. Tengo orgullo de nuestras realizaciones", agregó la mandataria.

Ronaldo: "perdimos mucho tiempo. Los gobiernos deberían haber hecho las cosas mucho antes"

En sintonía, el ministro de Deportes, Aldo Rebelo, había salido al cruce de las críticas de Ronaldo, al expresar que el Mundial "no será motivo de vergüenza para el país que construyó la séptima (mayor) economía del mundo y es el mayor vencedor de todos los mundiales".

Al mismo tiempo, dijo estar "seguro de que no solo Ronaldo, sino todos los brasileños y turistas extranjeros que vengan a visitarnos tendrán orgullo” y resaltó que "sentir vergüenza del país no forma parte de la solución".

Ronaldo reconoció, no obstante, que tal vez algunas obras que se realizaron en el marco de los preparativos del Mundial en ciudades que no son de las regiones más ricas del país, de otro modo jamás se hubieran hecho.

"¿Quién sabe cuántas obras así se hubieran hecho en Cuiabá si no fuera por la Copa?", puso como ejemplo el tres veces galardonado con el premio a mejor jugador del mundo por la FIFA.