El caudal del río Iguazú alcanzó una marca nunca antes registrada, al llegar esta tarde a 45.700 metros cúbicos por segundo, cuando lo habitual es de 1.500, informaron autoridades de Parques Nacionales, que dispusieron el cierre total de los circuitos turísticos del Área Cataratas.

El presidente de la Administración de Parques Nacionales, Carlos Corvalán, dijo que el sábado pasado el caudal era unas 20 veces menor, con 2.300 m3\s, y que la causa son las fuertes lluvias en toda la cuenca del Iguazú, que se encuentra mayormente en Brasil.

Previamente, el intendente del Parque Nacional Iguazú, Juan Sergio Bikauskas, había indicado que "de acuerdo a los protocolos de seguridad establecidos, y ante la extraordinaria crecida del Río Iguazú, vamos a priorizar la seguridad de los visitantes y de los trabajadores del Área Cataratas", señala un comunicado, indicó Télam.

Ayer fue cerrado el acceso a la Garganta del Diablo, el mayor salto de las Cataratas del Iguazú, al ser activado el Protocolo de Seguridad en el Circuito Superior, pero seguían abiertos al público todos los otros recorridos del paseo.

Vamos a priorizar la seguridad de los visitantes

En esa circunstancia, comenzaron las tareas de rebatimiento de las pasarelas desmontables que se extienden por más de un kilómetro sobre el río Iguazú, para evitar su destrucción por resistencia a la fuerza del agua.