El impactante hallazgo de un álbum de unas 1500 imágenes de personas, la mayor parte de vecinos del Barrio Mitre, en el sistema informático del suspendido fiscal José María Campagnoli se suma a la larga lista de hechos de abuso de autoridad cometidos por el misteriosamente considerado "ciudadano ilustre".

En el álbum aparecen imágenes de chicos, muchos de 10 y 11 años, algunos de los cuales aparecen llorando, e incluso la foto frontal de un bebé en brazos de su padre. 

Con estrás imágenes iniciaba investigaciones sin ningún justificativo para convertir en victimas a niños inocentes.

Ninguna de las imágenes de niños está justificada con acción judicial, ya que la toma de fotografías a niños está legalmente prohibida en el artículo 22 de la ley 26061 de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, y los artículos 31 y 32 de la ley 25326, de Protección de Datos Personales, más conocida como de Hábeas Data.

En tanto, el fiscal Adolfo Villarte sostuvo en declaración televisiva: "Se está tratando de ver si Campagnoli tuvo un mal desempeño. Si esto se comprueba, entonces se tratará su remoción".