La industria espacial en argentina mantiene un crecimiento sostenido en los últimos años, reflejado indudablemente en el lanzamiento de los primeros dos satélites argentinos en la órbita de la Tierra y, durante el día de mañana, se enviará al espacio exterior el tercer satélite de fabricación nacional en cooperación con Rusia, ya que este país será el que ayude a situarlo fuera del planeta. 

Será mañana a las 16 horas desde la ciudad de Yasny, al sur de Rusia y cerca de la frontera con Kazajistán, cuando Argentina le de la despedida al tercer satélite de industria argentina. En este caso se trata de un "neosatélite" y se llama "BugSat-1", aunque fue apodado "Tita", por Tita Merello. Los anteriores satélites nacionales fueron llamados "Manolito" y "Capitán Beto". Todos fueron fabricados en la ciudad patagónica de Bariloche.

"Tita" es producto de la cooperación entre el sector privado y el Estado argentino. El Ministerio de Ciencia y Tecnología participó junto a la empresa Satellogic, situada en Río Negro. "En las próximas décadas vamos a ver muchísima innovación en la democratización del acceso al espacio", seguró el CEO de la compañía, Emiliano Kargieman, a la agencia de noticias Télam.

El ministerio encabezado por Lino Barañao aportó más de 6 millones de pesos para el proyecto. Barañao destacó que esta iniciativa forma parte de "la promoción de Argentina como un país de alta tecnología, que no solamente vende granos, sino que tiene satélites en órbita, y eso no lo hace cualquier país".

En relación a los objetivos que tendrá "Tita" en órbita desde el espacio, Kargieman informó que se enfocarán "en censar la tierra" e informó que "este último satélite tendrá la capacidad de hacer imágenes y video de alta resolución". 

La colaboración con Rusia en el ámbito espacial no es novedad. En una entrevista con INFOnews, el periodista y líder de opinión ruso, Sergey Brilev, explicó que Argentina, en torno a la invitación para asistir a la cumbre de los BRICS en julio, tiene mucho para aportar al bloque en materia espacial, nuclear y energética.