Luego de darse a conocer el crimen de los tres jóvenes israelíes secuestrados desde el Vaticano expresaron que es "una noticia terrible y dramática", un "crimen execrable e inaceptable", afirmó el vocero de la casa de la Iglesia Católica, el sacerdote Federico Lombardi.

Además agregó que el "Papa Francisco se une al dolor inenarrable de las familias afectadas por esta violencia homicida".

"El asesinato de personas inocentes es siempre un crimen execrable, es un gravísimo obstáculo en el camino hacia esa paz por la cual debemos infatigablemente continuar comprometiéndonos y rezar", sostuvo.

"la violencia llama a otra violencia y alimenta el círculo mortal del odio"

El vocero de la Santa Sede afirmó que "la violencia llama a otra violencia y alimenta el círculo mortal del odio". "El papa Francisco se une al dolor inenarrable de las familias afectadas por esta violencia homicida y al dolor de todas las personas afectadas por las consecuencias del odio, y pide a Dios inspirar a todos pensamientos de compasión y de paz", añadió.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el asesinato de los tres estudiantes israelíes en Cisjordania, secuestrados el pasado 12 de junio, sostuvo que es "un insensato acto de terror contra jóvenes inocentes".