Israel permanece de luto tras el hallazgo sin vida de los tres jóvenes secuestrados en Cisjordania el 12 de junio y avanza en las operaciones contra Hamas, con ataques contra 34 objetivos al sur de la Franja de Gaza.

Los ataques fueron lanzados tras en la muerte en Jenin de un joven palestino bajo disparos de soldados israelíes, cuando prosiguen las reuniones del gobierno que conduce el premier Benyamin Netanyahu.

El ejército concentró las operaciones en la zona de Hebron, donde busca a dos palestinos, Marwan Kawasmeh y Amar Abu Ayshe, ambos del movimiento islámico Hamas.

Las familias de los jóvenes Ghilad Shaar, Eyal Yifrach yNaftali Frenkel, por su parte, avanzan en los preparativos de los funerales, previstos hoy a las 17.30 locales en el cementerio de Modin, cerca de Tel Aviv.

En Cisjordania grupos de colonos difundieron mensajes en los cuales exhortan a vengar la muerte de los jóvenes.

La Unión Europea condenó "del modo más fuerte" posible el asesinato de los jóvenes israelíes y advirtió que se trató de un "acto de barbarie".

La alta representante de Política Exterior y Seguridad de la UE, Catherine Ashton, llamó "a la moderación de todas las partes" para "no agravar la situación" en la región.