Para el gobierno de los EE UU existen "muchos indicios" de que el movimiento islamista Hamas estuvo detrás del asesinato de tres jóvenes judíos secuestrados hace más de dos semanas en Cisjordania y hallados el lunes sin vida cerca de la ciudad palestina de Hebrón, publicó Tiempo Argentino.

"Hay muchos indicios que apuntan a la participación de Hamas", afirmó ayer la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf.
En esa línea, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, aseguró que Hamas "pagará" por el asesinato de los jóvenes, mientras que el movimiento islamista, que gobierna en la Franja de Gaza, afirmó que hará responsable a Israel de cualquier escalada de violencia que se produzca y prometió a Netanyahu que "abrirá las puertas del infierno" si emprende una acción militar masiva contra Gaza, como la lanzada por Israel a finales de 2008 y principios de 2009.

En una primera reacción, las Fuerzas Armadas israelíes realizaron "ataques de precisión" contra 34 objetivos en la Franja de Gaza. Previamente, palestinos habían disparado desde allí al menos 18 cohetes contra territorio israelí desde la noche del domingo. Los blancos israelíes fueron instalaciones militares de Hamas y de la Yihad Islámica, que habían sido evacuadas ante posibles ataques. El norte de la Franja de Gaza también fue atacado por la Marina israelí desde el mar.

Los aéreos fueron los ataques más intensos desde el último gran enfrentamiento armado, en noviembre de 2012.

El Gabinete israelí se expresó a favor de una acción militar. El ministro de Exteriores de Israel, Avigdor Lieberman, pidió una gran ofensiva aérea y terrestre en la Franja de Gaza. "No debemos esconder la cabeza", dijo Lieberman, según la web de noticias ynet.

Para el ministro, el grupo radical palestino sigue siendo una organización terrorista y "por eso hay que evitar con una operación militar decidida que se fortalezca".

A su vez, el ministro de Defensa israelí, Moshe Yaalon, reiteró ayer sus palabras del día anterior: "Consideramos a Hamas responsable del secuestro y asesinato. Seguiremos persiguiendo a los asesinos de los adolescentes. No descansaremos hasta que les pongamos la mano encima."

El presidente estadounidense, Barack Obama, ya había condenado "de la forma más contundente posible" el asesinato de los jóvenes, lo que fue ratificado por el Departamento de Estado un día después. Sin embargo, la portavoz Harf no aportó pruebas concretas sobre la responsabilidad de Hamas en el asesinato aunque reiteró en varias ocasiones que existen "muchos indicios" pero dijo no poder compartir información más precisa porque "hay una investigación en marcha".