La American Task Force Argentina (AFTA), el principal fondo buitre en conflicto con Argentina, publicó hoy una solicitada en los diarios Clarín, La Nación y El Cronista en la que resume su posición contra el país. 

En su comunicado, los fondos buitre afirmaron que la Argentina está "al borde del default", que sería "catastrófico" que eso sucediera, y responsabiliza a "los líderes" del país por no "sentarse a negociar".

El texto de la solicitada

Bajo el título “Los hechos de la disputa sobre la deuda argentina”, la American task Force reprodujo en los diarios Clarín, La Nación y El Cronista el comunicado publicado el martes por el Financial Times y ayer por el Wall Street Journal.

Dos semanas luego de que la Corte Suprema de Estados Unidos decidió desestimar más una nueva apelación de Argentina en el caso de su deuda impaga, el Gobierno argentino sigue negándose a negociar con sus acreedores. Estos acreedores lo están esperando en la mesa de negociaciones, deseosos de hablar, pero Argentina se niega. Como resultado, Argentina se ha colocado al borde del default.

En vez de negociar con sus acreedores y salvar al país de un default, Argentina se ha dedicado a una campaña de desinformación. Los líderes de la Argentina están divulgando mitos mientras el tiempo se está acabando para el país.

Mito n°1: un grupo reducido de acreedores de bonos y un juez en Nueva York están impulsando a la Argentina al default.

Hecho: al negarse a negociar con sus acreedores, los líderes de la Argentina están eligiendo el default. Su reiterada negativa a negociar es la única cosa que los impide evitar el default y alcanzar un arreglo. La Argentina trata de culpar a los acreedores y a los jueces por sus problemas, pero sólo la Argentina puede tomar las medidas necesarias para evitar el default.

Los fondos buitre que litigan contra Argentina publicaron una solicitada en Clarín y La Nación

Mito n°2: si la Argentina para a los «holdouts», «deberá pagar 15 mil millones de dólares» de sus reservas «en el futuro inmediato».

Hecho: la Argentina podría negociar un acuerdo sin afectar sus reservas de manera significativa. Algunos de los holdouts han dejado en claro que aceptarán bonos como parte del pago. La Argentina ha negociado con éxito este tipo de arreglos con Repsol y con el Club de París. Además, la cifra de 15 mil millones no tiene sustento. El Gobierno se ha negado a revelar cualquier información creíble para apoyar este número fabricado.

Mito n°3: Argentina necesita «una decisión judicial» que le dé más tiempo para negociar.

Hecho: el deseo expresado de la Argentina para «una negociación justa, equitativa y legal» es, en realidad, una cortina de humo. Algunos de los mayores tenedores de bonos argentinos han aclarado que estarían dispuestos a negociar con el gobierno a fin de otorgarle mayor tiempo a cambio de evidenciar progreso concreto hacia un acuerdo. Nuevamente, Argentina se ha negado a negociar.

Los acreedores de la Argentina están listos para negociar hoy. Los beneficios para la Argentina serían enormes:
Una baja de hasta US$ 70 mil millones en costos de interés en los próximos diez años
Ahorros anuales de hasta US$ 825 millones para las provincias argentinas
Ahorros anuales de hasta US$ 2 mil millones para las empresas argentinas
Un alivio inmediato de la inflación
El fin de la necesidad del cepo cambiario.

Los líderes de la Argentina deberían juntarse con sus acreedores en una negociación y evitar un default catastrófico. Argentina, es hora de negociar".