Los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea (UE) decidieron por primera vez sancionar a empresas rusas en tanto estas contribuyan a la desestabilización de Ucrania.

La resolución de de la cumbre de la UE en Bruselas dice que, de esta forma, se busca evitar el financiamiento de separatistas
prorrusos en Ucrania
. Hasta fines de julio se elaborará una lista de empresas que amenazan la integridad territorial y la soberanía de Ucrania.

Además, el documento pide que los ministros del Exterior evalúen si pueden ser añadidos a la lista de sanciones oligarcas o empresas que apoyan a los responsables rusos de la anexión de la península de Crimea a Rusia.

La resolución también solicita al Banco Europeo de Inversiones (BEI) suspender el financiamiento de proyectos en Rusia. El Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), con sede en Londres, debe evaluar asimismo si suspende el financiamiento de nuevos proyectos.

Hasta fines de julio se elaborará una lista de empresas que amenazan la integridad territorial y la soberanía de Ucrania

La UE también verificará qué programas regionales o bilaterales de colaboración con Rusia pueden ser suspendidos.

Las sanciones fueron justificadas con el hecho de que Rusia no cumplió con el pedido de la cumbre de la UE del 27 de junio de apoyar los esfuerzos de paz en Ucrania. Hasta ahora sólo hubo sanciones contra dos empresas en Crimea porque fueron estatizadas por Rusia. Sí estaban afectadas 72 personas con cierres de cuentas y prohibiciones de viaje.