Abuelas de Plaza de Mayo confirmó hoy la recuperación del nieto de Estela de Carlotto, Guido. El joven de 37 años vivió bajo el nombre que le dieron sus apropiadores, Ignacio Hurban.

Guido, el nombre que le puso Laura Carlotto, la hija de Estela muerta en cautiverio, es músico, pianista, y se desempeña como director en una escuela de música popular de Olavarría.

El 24 de marzo pasado publicó en su cuenta de Bandcamp una pieza de su autoría denominada "Para la memoria", en conmemoración del Golpe de Estado que instauró la última dictadura militar que desapareció a su madre. Allí toca el acordeón y canta.

Actualmente, el joven artista integra la agrupación de jazz "Ignacio Hurban Grupo" y forma parte de la Orquesta "Errante", que la integra junto a 14 músicos de la ciudad bonaerense y otros intérpretes de la región. Asimismo es director de la Escuela de Música "Hermanos Rossi".

Según su propia biografía, Hurban "a los doce años de edad comenzó sus primeros estudios que ha efectuado de manera ininterrumpida". "Ha tocado con numerosos músicos locales e internacionales como: Carlos Aguirre, el Saxofonista Barítono Ingles George Haslam, El bandoneonísta Italiano Paolo Rossi, Carto Brandán, Jerónimo Carmona, Sergio Verdinelli, Francesca Ancarola, Liliana Herrero, Adrian Abonizio, entre otros", dice el texto de su web personal.

El joven, según confirmó la propia jueza María Servini de Cubría, se acercó a la justicia porque tenía dudas sobre su identidad y creía que podía ser el nieto de Estela, como finalmente las pruebas genéticas confirmaron.