En una conmovedora entrevista, Tití Fernandez recordó a su hija Soledad, quien falleció en un accidente automovilístico en Brasil, durante el Mundial. “Hay que seguir, por Sole. Era un sol, independiente, líder, querida, muy querida. Era la hija que cualquiera hubiera querido tener”, declaró el periodista entre lágrimas.

Tití contó que la joven de 26 años se había recibido hace poco de diseñadora de indumentaria y estaba probando con su empresa propia. “Hacia cosas muy lindas que nos quedaron ahora un montón de prendas. Iba a ser una exitosa, porque era una guerrera”, dijo en el programa de Matías Martin, en la TV Pública.

Además, destacó su amor por la música. “Se hizo fana de callejeros pero después del accidente. Abrazaba cada causa y se mataba. Era fanática enferma. Fue a cuanta marcha hubo a favor de Callejeros, ella estuvo ahí. Tocaban en Jujuy, donde fuera, ella se subía a un micro y los iba a ver”, declaró.

También remarcó la militancia de su hija. “Sole en un momento conoció a gente de La Cámpora, que militaba y le gustó. Sole era apolítica, pero el día que murió Néstor Kirchner, fue tan conmovedor lo que pasó con él, que se fue a la plaza, como fueron millones de argentinos. Y empezó a militar en La Cámpora, pintaba escuelas, era una cosa extraordinaria”, recordó.

El periodista rememoró el encuentro que tuvieron en Brasil, en Belo Horizonte, donde Sole viajó de sorpresa para verlo en su cumpleaños. “Estabamos pasando unas vacaciones extraordinarias. Fue duro, fue la ultima vez que yo la vi con vida”.

"Sole era apolítica, pero el día que murió Néstor Kirchner, fue tan conmovedor lo que pasó con él, que se fue a la plaza. Y empezó a militar en La Cámpora".

También destacó el apoyo que recibió después de la tragedia. “Yo tenía un montón de amigos y después de esto tengo un montón de amigos más. Los tengo acá”, dijo sosteniéndose el pecho.

Tití también se refirió al accidente del 2 de julio, cuando la camioneta Fiat Doblo en la que viajaba fue chocada por un Volkswagen Golf y cayó a un barranco de seis metros de altura. “Fue conmovedor, fue una cosa terrible. Uno piensa cómo un estúpido puede hacer una pelotudez semejante y que le tronche la vida".

Y agregó: “Yo tuve la desgracia de perder a mi hija pero en ese accidente pudieron morir dos personas más, Fernandito Bruno y Daniel Tervidovicius. Pero también se pudieron matar ellos .Si vos me decís estaba borracho o drogado pero no estaba ni borracho ni drogado, era un tarado que salió en un auto que era un arma”.

“Yo confío en la justicia, siempre confié, porque siempre caminé en la vereda de la justicia acá en la Argentina. Y confío en que la justicia en Brasil también tiene que ser justa. La voy a seguir a muerte”, concluyó el periodista.