Gerardo Rozin entrevistó en su programa Ganamos por Abandono, de Radio América, a Claudio Presman, secretario general de la Congreso Judío Latinoamericano, y a Adalberto Assad, Presidente de la Confederación de Entidades Argentino Árabes, que debatieron sobre en conflicto en Gaza.

Sobre los motivos del enfrentamiento, el representante palestino afirmó que ocurre porque “no se respetan las declaraciones de la ONU” y reclamó que Israel cumpla las resoluciones.

@audio@

Por el contrario, Presman acusó que Hammas es un grupo “terrorista que usa misiles contra niños, familias, escuelas y hospitales” y afirmó que el bando israelí “tiene derecho a defenderse”.

Inmediatamente, Assad negó las acusaciones: afirmó que no hay grupos terroristas y que “el poderío de Israel es mucho mayor”.

"No hay posibilidad de dialogar si del otro lado me tiran un misil”, dijo Claudio Presman

“La guerra es una macana. A nadie le sirve y a nadie gusta la muerte”, retrucó el representante judío, e insistió con el terrorismo: “Los asesinos palestinos están presos. Palestina mata a niños y soldados”.

El Presidente de la Confederación de Entidades Argentino Árabes coincidió en lo perjudicial que resulta en conflicto para ambas partes, y destacó la necesidad de buscar “una paz multirreligiosa”.

“Queremos la paz con justicia. Respetemos las resoluciones que vendrá la paz. El Islam es paz, no es terrorista”, insistió.

Adalberto Assad afirmó que hay que "buscar una paz multirreligiosa"

Presman en tanto afirmó que Hammas tiene “todo el territorio cortado” y que la gente no se puede mover en la franja para escapar de la guerra.

“Su estatuto habla del aniquilamiento del estado de Israel”, agregó, y pidió por la paz al afirmar que “el diálogo es el único camino que tenemos”.

Por su parte, Assad sostuvo que “nosotros venimos siendo acusados de todo” y remarcó que “es importante el reconocimiento del estado de Palestina. Necesitamos la paz”.

Frente a esto, el representante judío expresó que comparte el sentimiento, pero reafirmó que “todo eso tiene que ser con seguridad, dialogo y paz. Israel devolvió territorios. El asunto es mirar para adelante, con paz y libertad y que cada uno tenga su Estado. No hay posibilidad de dialogar si del otro lado me tiran un misil”, concluyó.