Pese haber anunciado el día de ayer que acompañaría el proyecto de Ley de Pago Soberano de la deuda, el diputado nacional Facundo Moyano se dio vuelta como un panqueque y votó en forma negativa.

Tras más de quince horas de debate, el diputado nacional del Partido de la Cultura, la Educación y el Trabajo (CET) Facundo Moyano decidió cambiar su voto a último momento y se alineó con el Frente Renovador de Sergio Massa para votar en forma negativa la ley que busca evitar que los recursos destinados a los bonistas puedan volver a ser retenidos por el juez norteamericano Thomas Griesa en el marco del litigio que el país mantiene con fondos buitre. El otro miembro del bloque del CET, el sindicalista Omar Plaini, se desmarcó de Facundo y acompañó el proyecto legislativo que se convirtió en ley.

Antes de la votación, el hijo de Hugo Moyano le había adelantado al informativo de Radio Mitre del Grupo Clarín que su voto sería positivo. "Más allá de que voy a acompañar el proyecto, creo que la discusión tiene que ser más profunda y tiene que tener que ver con cuál va a ser la política en cuanto a la reestructuración de la deuda". Al ser consultado por la cronista acerca de si su voto era a título personal o en nombre del massismo, Moyano aclaró que era “como diputado” porque “el Frente Renovador ha emitido un dictamen en minoría y no va a acompañar”.