Luego de que personal del lugar informara sobre la aparición de un paquete que podía tratarse de un explosivo, tanto la gente que trabajaba en los comercios como los turistas que se encontraban comprando o tomando algo en los bares del shopping debieron evacuar el lugar de inmediato para evitar inconvenientes.

La noticia se conoció alrededor de las 16 horas del viernes, cuando personal especializado de la Policía Federal y los Bomberos ya controlaban la situación. Tras algunas horas con los especialistas realizando sus cuestiones todo volvió a la normalidad. La amenaza no era tal, por eso a las 19 hs. las Galerías Pacífico volvieron a abrir sus puertas al público.