Creado a través de un decreto presidencial en marzo de 2009, el Fondo Federal Solidario (FFS) se conforma a partir del 30% de lo recaudado por el Estado en concepto de derechos de exportación del complejo sojero (harina, poroto, aceite y pellets), monto que debe ser destinado a los gobiernos provinciales y municipales para financiar obras de infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda o vial. De acuerdo a un reciente informe de "Economía & Regiones", las transferencias bajo este concepto durante la primera quincena de septiembre muestran una caída del 28% ante la "expectativa de devaluación".

En valores absolutos, el monto derivado a las provincias ascendió a 471 millones de pesos, de los cuales 138 millones de pesos serán enviados a las administraciones municipales.

El informe sostiene que "las transferencias del Fondo Federal Solidario volvieron a verse afectadas por la incertidumbre cambiaria, cerrando la quincena con una caída interanual del 28%, la primera desde que se inició la liquidación de la campaña 2013-2014".

La combinación de todas las transferencias de carácter automático indica que el monto transferido en la primera quincena de septiembre asciende a $ 9974 millones, con una suba compuesta del 41,6%.

De acuerdo a la consultora fundada por el economista y actual presidente del Banco Ciudad Rogelio Frigerio, la caída en las ventas al exterior viene de la mano de la incertidumbre respecto al tipo de cambio, "que incentiva a los productores a demorar sus ventas a la espera de una mayor devaluación. De esta manera, sólo la devaluación interanual del peso actuó como dinamizador del FFS durante septiembre". La "incertidumbre" mencionada no es otra cosa que la especulación con una devaluación.

En la misma sintonía, un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal estimó que los envíos del FFS presentaron una "clara" caída en el mes de agosto respecto del mes anterior, ya que las provincias recibieron $ 1095 millones por este concepto, monto que implica una baja interanual de 24,8%, frente a la suba de 75% del octavo mes del año anterior. Por ejemplo, la provincia de Buenos Aires recibió 431,9 millones de pesos durante el mes de julio, suma que equivale a un 46,2% más de lo percibido un mes después (232,2 millones en agosto).

El IARAF consignó que respecto a los montos acumulados a lo largo del año, los valores transferidos a las administraciones provinciales en los primeros ocho meses del corriente año se vieron incrementados en un 50,9% interanualmente, "que si bien es elevado, evidencia una clara desaceleración respecto a los meses anteriores". Los fondos transferidos por este concepto ascendieron a $ 10.809 millones en lo que va de 2014.

Cabe recordar que al mes de julio ya se habían acumulado envíos (por $ 9714 millones) que superaban el total anual enviado en 2013, que fue de $ 9644 millones.

No obstante, la combinación de todas las transferencias de carácter automático indica que el monto transferido en la primera quincena de septiembre asciende a $ 9974 millones, con una suba compuesta del 41,6%, superando en más de $ 2900 millones lo percibido un año atrás. La Región Centro presentó la mayor suba del período en términos interanuales (+42%), mientras que el mínimo se registró en la zona Pampeana (39,4%), con una contracción de 0,4 puntos porcentuales en su participación.

Fondo sojero

En agosto. IARAF informó que las provincias recibieron $ 1095 millones, un 24,8% menos que en julio.