Estamos muy contentos”, admitió Evo Morales tras imponerse con más del 60% de sufragios en la primera vuelta.

El mandatario reconoció que “no es fácil una nueva reelección” y que la victoria “se debe a la lucha de los movimientos sociales y del pueblo boliviano que supo reconocer los resultados” de su gestión.

El pueblo sabe reconocer los resultados”, dijo el mandatario en conferencia de prensa dada este mediodía. “Qué importante habrá sido que la política esté al servicio -hasta eso hemos cambiado-. Cuando se presta servicio al pueblo, el pueblo apoya y la gestión no se desgasta”, agregó.

La gestión se fortalece, nueve años de presidente y ganamos con el 60 por ciento, eso es gestión” dijo, y añadió: “Acá ganó la nacionalización, y esa es la profunda diferencia con algunos países incluso de la región”.