Uno de los principales difusores de los cacerolazos, Luciano Bugallo, moderó un debate del que participaron jóvenes del PRO, la UCR y el massismo en el que se propusieron promover "el diálogo como política de Estado". 

El encuentro interpartidario de juventudes se llevó adelante en el Club del Progreso y contó con la presencia de de Maximiliano Sahonero (presidente de Jóvenes PRO Capital), Yamil Santoro (Secretario de organización política de Jóvenes PRO), Leandro Lobato (presidente de la juventud radical nacional), Leandro Santoro (Secretario General de la agrupación radical “Los irrompibles”) y Marcelo Corti (dirigente de la agrupación massista SUMAR).

Durante el evento el cacerolero destacó la importancia del "diálogo y discusión" orientados a generar propuestas para los problemas del país. Los oradores destacaron la necesidad de establecer una agenda generacional y de revalorizar la participación política generando mecanismos para reconstruir la confianza de los ciudadanos.

Bugallo integró la Fundación Fragua, cercana al macrismo, y se presenta como un especialista en administración de redes sociales con fines empresariales y miembro de Pensar Argentina.