El procesado ex titular de la SIDE menemista, Juan Bautista "Tata" Yofre, volvió a protagonizar polémicas declaraciones en las que justificó el terrorismo de Estado amparado en la teoría de los dos demonios, con la complicidad del periodista Baby Etchecopar. Además, afirmó que “no sirve bajar un cuadro” en referencia a la decisión del ex presidente, Néstor Kirchner, de retirar la imagen del represor Jorge Rafael Videla de la ex ESMA.

En el marco de una entrevista, el devenido escritor procesado por espionaje y violación del secreto de Estado afirmó que “nos venden una historia diferente” sobre los vínculos de la revolución cubana y los movimientos guerrilleros de los ´70. “Acá hablamos de presente porque el Che Guevara está colgado en la Casa de Gobierno y la señora (en referencia la presidente, Cristina Fernández) puso una placa en nombre del pueblo argentino para este hombre. ¿Qué es esto? Si este hombre vino a matar acá, a entablar una dictadura comunista”.

“Este tipo y sus herederos mataron cientos de argentinos, entre otros militares. La señora es comandante jefe de las Fuerzas Armadas tiene el cuadro de un tipo que mató militares. No sirve bajar un cuadro”, enfatizó. Ante estas afirmaciones, el conductor Etchecopar agregó: “Yo tengo un hijo kirchnerista y le explico que hay turros de los dos lados. No hubo turros y víctimas, hubo turros de los dos lados”.

“El Che Guevara y sus herederos mataron cientos de argentinos, entre otros militares".

Más adelante, Yofre afirmó que “no habla al cohete” y describió la operación Manuel de 1962 por la que los latinoamericanos llegaban a Praga y se le daba instrucción de inteligencia, iban a Cuba a recibir instrucción militar y después venían a la Argentina o latinoamerica. “Eduardo Miguel Streger fue un dirigente del ERP que atenta contra Videla en febrero del 77 en la Operación gaviota, por la que debajo de la pista del Aeroparque ponían dinamita y cuando el avión despegaba lo explotaban, el avión se conmovió pero explotó tarde. Hubo de los dos lados”, sostuvo en una intención de justificar el terrorismo estatal y equiparar el genocidio de Estado con el accionar de grupos civiles.

Yofre está salpicado actualmente por escándalos judiciales debido a que la Cámara ratificó un fallo de primera instancia en el que se estableció la existencia de una asociación ilícita dedicada a hackear, entre 2006 y 2008, casillas de correo electrónicos de altos funcionarios con el objetivo de comercializar información sensible y hacerla pública a través de artículos periodísticos. La red era liderada por Yofre, que tenía por tarea detectar y capturar emails a través de dos ex agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y de la ex SIDE, Iván Velázquez –prófugo en Uruguay– y Pablo Carpintero, al igual que el director del portal SEPRIN, Héctor Alderete.