El diputado nacional Juan Cabandié rechazó hoy las declaraciones del Jefe de Gobierno porteño sobre la situación de la Corte Suprema luego de la renuncia de Raúl Zaffaroni y aseguró que el dirigente del PRO quiere “una Corte Suprema adicta que proteja al poder real” y avale "el ajuste de su programa económico".

Cabandié se refirió a las declaraciones de Macri, quien afirmó que el máximo tribunal "puede funcionar hasta con tres miembros" y propuso que los nuevos integrantes sean designados en 2016, bajo un nuevo gobierno.

En este sentido, el diputado del Frente para la Victoria aseguró que el jefe de gobierno “hace estas declaraciones en el marco de sus aspiraciones presidenciales” y que el objetivo del PRO es “una Corte Suprema adicta que proteja al poder real para que pueda desarrollar el ajuste de su programa económico”. 

Macri propuso que los nuevos integrantes sean designados en 2016.

“Macri quiere volver a las prácticas deshonestas de una Corte como la menemista, que en 2002 apañó su sobreseimiento en una causa por contrabando de autopartes a Uruguay cuando presidía la empresa Sevel” denunció.

Finalmente, indicó que en “el proyecto de país” del macrismo, la justicia es “una prioridad para que el poder real se encuentre protegido e impune a la hora de aplicar sus políticas neoliberales”.