Un vocero del Ministerio de Defensa británico señaló que "buques de la Armada Real realizan entrenamientos regulares en el uso de su sistema de armas", en el marco de otra provocación británica sobre las Islas Malvinas.

En este sentido, dijo: "El ejercicio del HMS Iron Duke en octubre fue parte de un ejercicio de rutina que había sido planeado con mucha antelación”.

Ayer, el Gobierno nacional calificó a la acción como "una nueva provocación mediante una pretendida demostración del poder de fuego del buque" HMS Iron Duke, que participó de la acción.

El gobierno británico dijo que la presencia de un buque realizan entrenamientos regulares

Asimismo, la cancillería había destacado que "la persistencia del Reino Unido en la realización de ejercicios militares en el Atlántico Sur, declarado zona de paz por los Estados ribereños de esta región atlántica constituye una nueva demostración de una política sistemática de total apartamiento de las resoluciones de las Naciones Unidas".

El Poder Ejecutivo aseveró que convocó al funcionario a cargo de la Embajada de Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y le hizo entrega de una nota de protesta por los referidos ejercicios militares.